170 años: Historia de Tucupita

1061
0
Compartir

Francisco González Mata

La fundación de la capital del estado Delta Amacuro, hecho ocurrido el día 31 de julio del año 1848, protagonizado por los margariteños: Juan Millán, Julián Flores, Tomás Rodríguez y Regino  Suira. Tucupita, tierra encantadora que por obra y gracia del máximo creador del universo se encuentra sobre una vertiente de la localidad deltana, fue fundada en la fecha indicada; por ser eje del centro económico y social del estado, agrupa un alto porcentaje de los habitantes de la urbe que se desempeñan básicamente en la actividad generada por el Gobierno nacional, el Ejecutivo regional y la Alcaldía.

Es importante conocer que la nueva realidad económica del estado indica una oportunidad para el desarrollo del turismo y una vivencia de alcance social y recreativo, al mismo tiempo una lucrativa y permanente fuente de ingreso. La región deltana y su tierra alta del piedemonte de Imataca son zonas de un inexplorado potencial turístico, debido a sus condiciones naturales de belleza y colorido, por la posibilidad de conocimiento y aventura que posee el gigantesco abanico de ríos, lagunas e islas.

Sin embargo el turismo como tal se encuentra ausente del estado Delta Amacuro como actividad económica organizada por falta de apoyo gubernamental, tales como: un modesto pero confortable hotel en Tucupita frente al Paseo Manamo con alojamiento práctico e higiénico como sitio estratégico desde el punto de vista del visitante, un sistema de transporte adecuado al igual que una estructura organizativa que garantice el traslado de los usuarios hasta el estado.

Tucupita la capital más nueva del país, en sus 170 años de fundación muchos desconocen la existencia de esta ciudad, por su ubicación geomorfológica asignada en el mapa venezolano. La idiosincrasia de sus hijos, los principales protagonistas y precursores de los cambios que se experimentan en estos últimos tiempos. Se encuentra ubicada en un área comprendida entre el Manamo por el Oeste y el caño Tucupita al Sur, mientras que por el Norte y el Este le servirán de referencias limítrofes; haciendas de café y plantaciones de plátanos. Toda aquella zona aledaña al caño Tucupita y que es conocida como la urbanización “Dr. Delfín Mendoza” y “Mario Briceño Iragorry”. Llamada por los poetas La Sultana del Manamo, a la que muchos de sus hijos e hijas le han escrito dedicando y emitido sus mejores repertorios y dotes que la exaltan por las mismas anécdotas y vivencias de ser un pueblo humilde y de relevante nobleza.

La capital deltana tiene muchas obras importantes: La Catedral “Divina Pastora” uno de los templos católicos de mayor relevancia y una verdadera obra de arte. Diseñada por el primer obispo que ha tenido el Delta Amacuro, Monseñor Argimiro Alvarado García de Espinoza. La construcción de la misma se inició en el año 1959, siendo gobernador del Territorio Federal Delta Amacuro el señor Luis Fernando Aranguren Cabral, hijo ilustre del actual estado Delta Amacuro. La inauguración de la Catedral “Divina Pastora” fue el día 26 de septiembre del año 1982, presidida por el señor presidente de la República de Venezuela Dr. Luis Herrera Campins. Es de vital relevancia mencionar la Iglesia “San José” de Tucupita, que corresponde a la misión de los padres capuchinos y fue construida en el año 1930 y representa la edificación más antigua de la ciudad capital, su ubicación estratégica la coloca a pocos metros del Paseo Mánamo frente a una de las vertientes del majestuoso caño Manamo del rio Orinoco.

De igual manera se encuentra el monumento a “San José” en el Paseo Manamo, inaugurado el día 19 de Marzo del año 2009; en conmemoración del patrono de  Tucupita, como parte del compromiso y en cumplimiento de la gestión de la gobernadora del estado Delta Amacuro, Dra. Lizeta Hernández quien inauguro junto a todos los creyentes y autoridades la simbólica obra: El monumento a San José. González Mata refirió que la capilla “San Antonio” de Tucupita, fue reinaugurada el día 21 del mes de enero del año 2012; por el gobierno regional que preside la gobernadora Lizeta Hernández, en acuerdo con los feligreses ante la petición  de mejorar la infraestructura de la casa de oraciones en función de ofrecer más confort y belleza a los usuarios en general.

El hospital “Dr. Luis Razetti”, centro de salud que fue creado en la capital deltana en el año 1934 comenzó a funcionar con el nombre de Juan Crisóstomo Gómez, siendo director el Dr. Delfín Mendoza. Aun así se transforma en el hospital “Dr. Luis Razetti”, en el gobierno presidido por el presidente de la República de Venezuela, Don Rómulo Betancourt, en el año 1959; posteriormente el gobernador de Territorio Federal Delta Amacuro, Don Luis Fernando Aranguren Cabral, le dedicó al problema de la salud un interés de gran magnitud al igual que la educación. Entre otras acotaciones reveló que para los años 2014-2015, la gobernadora del estado Delta Amacuro, Dra. Lizeta Hernández, ordena la construcción de una moderna infraestructura para el complejo hospitalario “Dr. Luis Razetti” de Tucupita, ampliando importantes áreas de servicios que la colectividad los amerita; asimismo aumenta el número del personal médico, enfermería, entre otros. Se vislumbra la apertura del Centro Nefrológico “Dr. Simplicio Hernández”, como eje impulsador del complejo hospitalario, obra magnánima, digna de elogios y de aprecio al recibir en la misma un servicio médico asistencial envidiable por otras regiones del país.

De la misma manera, otra de las obras por la que se siente orgullosa la capital deltana, es la Plaza Bolívar; una de las más bellas y acogedoras de la Venezuela interiorana. El día 15 del mes de enero del año 1930, Jesús María Osorio, gobernador del Territorio Federal Delta Amacuro, promulgó un decreto mediante el cual se ordenaba la construcción de la Plaza Bolívar de Tucupita y al mismo tiempo se disponía la adquisición de la estatua del Libertador Simón Bolívar montado en su caballo, para que fuese colocado en el centro de la mencionada área de esparcimiento y respeto del prócer de la patria, estableciéndose como fecha el día que debía inaugurarse la mencionada obra, el 19 de diciembre del mismo año, la cual se realizó en la oportunidad convenida; siendo el orador de orden en este significativo acto el doctor Valverde. Reveló Francisco González Mata, que el Paseo Manamo de Tucupita, es otra de las obras de relevancia situada frente al río Orinoco, al margen del caño Manamo, diseñada por la administración del gobierno de Antonio Cabral Rodríguez, dándole continuidad a la misma la supervisión del gobierno de Manuel Alfredo Duplat Pulido, y la culmina el periodo del Dr. Rafael Figuera Malaver, siendo un hermoso oasis surcado de frondosos árboles de guamas y otras especies, rodeado de playas, agua, sol y fresca brisa, cuya generosa sombra que aprecia el visitante recoge en el milagro del silencio y la tranquilidad de la paz espiritual para meditar en el misterio del tiempo.

Tucupita está celebrando un aniversario más de su fundación, en medio de la abundancia de sus recursos naturales y una devastadora pobreza crítica en que se encuentra: escasez de alimentos, medicinas, largas colas en los abastos, inseguridad, inflación y demás vicisitudes que aquejan a los tucupitenses. Sin embargo González Mata, expresa su más sincera alegría por el cumpleaños número 170 de la ciudad capital, que premia la inteligencia, la constancia y el brillante trabajo de todo un equipo conformado por los tucupitenses a quienes les hace extensiva esta felicitación… Felicidades Tucupita.

 

 

Facebook Comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here