Derrame petrolero en Falcón afecta flora y fauna de las playas

48
0
Compartir

No hay combustible en Venezuela pero el petróleo se derrama en las costas, ocasionando daños graves al ecosistema del país 

Al oeste de la costa venezolana ocurre lo que los ambientalistas han denominado como un ecocidio. Desde el viernes 31 de julio se registró un derrame petrolero en las playas del estado Falcón. Hasta este jueves 6 de agosto la situación se ha agravado y amenaza la vida de la flora y la fauna de la zona. 

Gustavo Carrasquel, director general de la Fundación Azul Ambientalistas, aseguró que este derrame de petróleo, del cual aún se desconoce el origen, es un desastre ambiental para el país. Un hecho que va afectar severamente a sus habitantes y al ecosistema.

“Todo esto es un problema grave y evidencia que está ocurriendo un ecocidio en el Parque Nacional Morrocoy. La vegetación de manglar puede morir por intoxicación directa. Los compuestos químicos que a su vez tienden a formar emulsiones con el agua son difíciles de remover”. explicó el especialista para El Diario. 

Foto Fundación Azul Ambientalista

Carrasquel comentó que la coordinadora de Azul Ambientalistas, Victoria González, atendió las denuncias recibidas desde el viernes 31 de julio. Todo indicaba que había una mancha negra en las playas del este de Falcón. El ambientalista indicó que González emprendió una excursión el sábado 1° de agosto con pescadores activistas de la ONG en la que documentaron fotográficamente que el derrame se extendía por cuatro kilómetros de la costa en esa entidad. 

“El sábado vimos las imágenes contundentes de las playas de Chichiriviche. Hasta el domingo evidenciamos que el hidrocarburo estaba en ese sector en específico”, añadió Carrasquel. 

El especialista recordó que desde el principio del hecho, la fundación alertó que debido a las condiciones de los vientos del mar Caribe, el derrame iba a llegar a los manglares de los Cayos de Chichiriviche. Podría incluso penetrar en lo que se conoce como el Golfete de Cuare, una zona rica en manglares, de acuerdo con Carrasquel. 

Lamentablemente el ambientalista tuvo razón. El miércoles 5 de agosto, la fundación ya estaba denunciando la presencia del petróleo en los manglares de la zona. Carrasquel indicó que los hidrocarburos se adhieren a las branquias de los peces afectando su respiración. También se pegan a algas y fitoplancton, afectando la producción de toda la vida acuática en general, explicó Carrasquel. 

«El petróleo ya llegó al lecho submarino. Esto trae como consecuencia la mortandad de todos los invertebrados que hacen vida en el lugar. Biólogos ya aseguran la inminente muerte de más de 100 especies de invertebrados y algas debido a este derrame de petróleo», lamentó.

Derrame visto desde el espacio por estudiantes de la Simón Bolívar

A la Fundación Azul Ambientalistas se le ha hecho muy difícil cuantificar los daños debido a que los especialistas no se encuentran en esa entidad y se les dificulta trasladarse por el decreto de cuarentena y la falta de gasolina, notificó el director general de la ONG. 

«Emitir un juicio cuantitativo en estos momentos es muy difícil porque no tenemos la capacidad de ir al lugar de los hechos. Allá solo está nuestra coordinadora Victoria afrontando todo esto», expresó. 

¿Qué se debe hacer? 

Los daños causados podrían revertirse. Sin embargo, Gustavo Carrasquel afirmó que se requiere de múltiples factores y de responsabilidad, algo que, afirmó, no poseen los entes gubernamentales.

El director general de la Fundación Azul Ambientalistas, explicó que el proceso de saneamiento de la zona afectada tomaría de seis meses a un año. Exhortó a la industria petrolera venezolana para que se haga responsable de lo que está sucediendo, ya que según afirma Carrasquel, Pdvsa no ha emitido ningún comunicado ni se ha pronunciado sobre el derrame petrolero.

Derrame que afectó al Río Guarapiche en Monagas

«Lo que más nos preocupa a nosotros los ambientalistas, es la falta de responsabilidad de la industria petrolera. No se han pronunciado ni han emitido una declaración frente al tremendo desastre ambiental que estamos padeciendo actualmente», denunció. 

Exigió que informen sobre el origen del derrame, el tipo de crudo y el volumen del mismo, para así poder determinar las acciones y productos concretos se deben implementar para limpiar las playas. Criticó lo que han hecho entes gubernamentales en cuanto a el saneamiento de esas aguas. 

«He visto unas fotos de unas personas pertenencias  a entes del gobierno, con unas bolsitas recogiendo un poquito de hidrocarburo ya condensado, es decir, de alquitrán, pero eso no es una solución. Eso es un parapeto», aseguró Carrasquel. 

El ambientalista detalló que lo que se debe hacer es activar planes de contingencia coordinados con especialistas de la industria petrolera. Explicó que Pdvsa debe elaborar un plan de evaluación transparente donde puedan participar expertos en biología marina, que permita hacer un monitoreo, restauración y compensación ecosistémica de las áreas afectadas. 

Derrames de petróleo, situación recurrente

El 4 de febrero de 2012, el quiebre de una tubería provocó el desborde de petróleo en uno de los tanques de la Planta Jusepin en Maturín, estado Monagas. El incidente paralizó las operaciones de la planta potabilizadora de la ciudad dejando sin agua por más de dos meses a los habitantes de la ciudad. 

Pdvsa nunca confirmó la cantidad de crudo derramado. Solo afirmó que se esparció por unos 75 kilómetros y que pudieron extraer el 95% de lo derramado. Sin embargo, la Red de Sociedad Científicas Médicas estimaron que fueron al menos 64.000 barriles de petróleo que se derramaron. 

Derrame petrolero en Cabimas en el Lago de maracaibo. Investigan diputados de la AN

El petróleo afectó a los bosques ribeños del Guarapiche y a los manglares del río San Juan. Además, se extendió hasta la Reserva Forestal Guarapiche, la Reserva Nacional Hidráulica Guarapiche, el Parque Nacional Turuepano y el área de Desarrollo Rural Valle del Guarapiche.

Años más tarde, el 6 de julio de 2018 se reportó un segundo derrame en el mismo río. Afectando nuevamente el suministro de agua potable para los habitantes de Maturín. 

Según el sitio web Mongaby, el gobierno admitió entonces que unos 1.000 barriles de crudo fueron derramados en el río Guarapiche. De acuerdo con lo reseñado en este portal, los trabajadores aseguraron que el incidente fue provocado por fallas operaciones y falta de equipos. 

Desde hace 25 años el Lago de Maracaibo, en el estado Zulia, se ve afectado por el derrame de petróleo. La situación en este lugar nunca mejoró, y eso provocó que en los últimos meses de este año empezara a desbordarse el lago. 

Casas afectadas en el casco central de Cabimas, Zulia

Cómo consecuencia, el petróleo llegó a zonas vecinales y comerciales del Casco Central de Cabimas de acuerdo a lo denunciado por los habitantes de la zona a través de Twitter. 

El abogado y defensor de los derechos humanos en Cabimas, Antonio José Reyes responsabilizó a PDVSA por no gestionar de manera correcta los controles de las plantas y por no realizar los mantenimientos que evitan estas fugas. 

Un derrame petrolero implica el desarrollo de una cadena de eventos graves para la flora, la fauna y los ciudadanos que se benefician de las zonas aledañas. La situación genera un daño preocupante a la biodiversidad del país. 

JOY URICARE EL DIARIO/ ONG FUNDACIÓN AZUL AMBIENTALISTA

Facebook Comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here