Doce waraos habrían fallecidos por COVID-19 en Brasil

103
0
Compartir

El misionero religioso Josia Kokal, de la orden religiosa la Consolata informó sobre las victimas del COVID-19 en la población indígena refugiada en la prefectura de Manaus-Brasil, en su reporte asegura el registro de 12 indígenas waraos fallecidos en los últimos tres meses cuando fueron detectados los primeros casos de coronavirus en la población migrante venezolana en Brasil.

El religioso asegura que adelanta sus investigaciones en los refugios que albergan a los venezolanos, específicamente a los que ofrecen refugios a los waraos desplazados desde las aguas del Orinoco en busca de sobrevivencia.

Además, señala que tiene en su poder todos los nombres de los fallecidos y el lugar de procedencia, datos que serán entregados a los familiares en su momento oportuno.

“Estoy realizando las investigaciones del destino de las víctimas, el lugar donde fueron sepultados, el registro de los datos y las estadísticas de las mismas” sentenció el misionero quien acompaña a la población warao en los refugios de Manaus y los refugios ubicados en las fronteras de Brasil con Venezuela como es la localidad de Pacaraima, estado de Roraima Brasil.

El misionero en un albergue de Brasil

Sin embargo, Josia Kokal anuncia la buena noticia de cero fallecido en los últimos 14 días en Manaus y en los refugios y albergues instalados en el estado norteño de Pará- Brasil, específicamente en Belem, ciudad donde los waraos tienen su presencia.

De igual forma, el sacerdote señala la deficiencia en la atención y la discriminación de los pacientes indígenas que son ingresados a los centros de salud de Manaus “personalmente he acompañado a los waraos que son afectados con síntomas de la enfermedad, nunca falta las palabras de humillación y tratos poco éticos a los pacientes indígenas; ahora no sabemos si el mismo trato reciben los pacientes brasileños” afirma.

El padre Kokal, concluyó su testimonio sobre el seguimiento que realiza a las familias waraos que fueron desalojadas de un refugio por incumplimientos de las normas preventivas de COVID-19 en la prefectura de Manaus. El religioso aseguró que Cáritas ofreció su apoyo durante tres meses mientras se buscan solución con las autoridades brasileñas, culminó.

KAPÉ KAPÉ

Facebook Comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here