Deltana decidida a luchar contra la esclavitud sexual trás ser rescatada de sus captores en Trinidad

1019
0
Compartir

Una joven deltana de 19 años que escapó de sus captores en Trinidad rompió el silencio y ahora tiene la esperanza que se hará justicia

Tras el rescate de siete venezolanas que habrían sido secuestradas y obligadas a ejercer la prostitución, una de las víctimas rompe su silencio sobre el calvario y cómo ha sido su experiencia desde que llegó a este país en busca de una vida mejor.

Desafiar los mares entre Trinidad y Venezuela en busca de lugares más prósperos es una historia que se ha vuelto demasiado común ahora cuando uno se pregunta por qué los inmigrantes continúan llegando a Trinidad. Y aunque necesitan trabajo desesperadamente y están dispuestas a hacer casi cualquier cosa para sobrevivir, algunas mujeres venezolanas no creen que su estatus migratorio signifique que tengan que recurrir a convertirse en prostitutas.

Con la esperanza de obtener justicia después de que fue secuestrada y encarcelada en una casa en Munroe Road, Cunupia la semana pasada, cuando la atraparon tratando de rescatar a su amiga de 17 años de brindar favores sexuales a hombres con el pretexto de trabajar en un Spa. Una mujer de Tucupita de 19 años dijo que está decidida a luchar por su derecho a no ser abusada ni forzada a la esclavitud sexual.

Hablando desde una casa de seguridad ayer, la joven pidió el anonimato mientras revelaba la identidad de su “manejador” y aquellos que estaban operando el negocio desde una casa en una comunidad residencial de lujo en Chaguanas.

Las dos jóvenes se conocieron en febrero de este año mientras esperaban abordar una embarcación en Tucupita estado Delta Amacuro.

Durante la travesía en el traicionero viaje, las dos llegaron a una playa en Morne Diablo, Penal.

Sin embargo, aunque la joven de 19 años tenía una dirección a la que dirigirse, la menor de 17 años no tenía familiares ni amigos en Trinidad.

Al revelar que la joven de 17 años fue llevada junto con otras chicas en un autobús desde el lugar, la chica mayor dijo que esa fue la última vez que vio a su amiga.

Al volver a conectarse en Facebook hace menos de un mes, la joven de 19 años se horrorizó al saber a qué tipo de trabajo la joven estaba siendo obligada a prostituirse.

Al llegar al “Spa” con la esperanza de rescatar a su amiga, la joven de 19 años dijo que dos hombres de ascendencia india oriental que estaban operando el equipo la tomaron y la encerraron en una habitación que contenía cámaras de circuito cerrado de televisión, para ver todas las transacciones sexuales que tienen lugar.

Habló de dinero que se pagaba a las menores de edad, retenidas en ese lugar las cuales eran entregadas a los hombres que solicitaban los servicios en esa casa de citas.

Al traducir las respuestas de la joven de 19 años, la activista venezolana Yesenia Gonzales relató: “Tienen dos trinitarios allí y se lo darán (el dinero) a los dos trinitarios”.

Gonzales dijo de la joven de 19 años: “Ella se siente valiente y tiene coraje y no tiene miedo y sabía que estaban prostituyendo a su amiga allí y todo eso, y fue allí para ver qué era realmente” lo que estaba ocurriendo en ese lugar y la condición en la que se encontraba”.

Habiendo escapado por poco de un destino similar hace seis meses, la mujer rescatada dijo que estaba motivada para cuidar a la otra niña debido a su edad y la falta de lazos familiares a nivel local.

Presionada para decir cómo escaparon del apartamento durante la madrugada del sábado pasado, Gonzales dijo que las jóvenes esperaron el momento oportuno antes de salir corriendo y esconderse en un canal cercano que se había llenado de agua.

La joven de 19 años contactó a su pariente, quien a su vez se acercó a Gonzales para que la ayudara a rescatar a las dos niñas.

A raíz de esto, el TTPS se involucró y, basándose en información, se realizó un allanamiento en el apartamento de Munroe Road, de donde fueron rescatados otras cinco ciudadanas venezolanas durante la madrugada de este lunes.

Si bien la mujer rescatada quiere permanecer en Trinidad y Tobago y está dispuesta a cooperar con las autoridades, Gonzales dijo que la situación ha empeorado para los inmigrantes que ingresan.

“Ahora, tienen más spas”

Además, dijo que los autos lavados son una fachada para tales actividades de prostitución.

Gonzales dijo: “El papel que estoy desempeñando es básicamente salvar sus vidas. Quiero decir, quiero prestar ayuda.

Aludió a las experiencias traumáticas a las que están siendo sometidas las mujeres migrantes, pero agregó: “Ellas quieren que se haga justicia. Todas esas chicas quieren justicia porque hay muchas operaciones dirigidas por muchos empresarios y ellos son los que cometen el crimen. Es una gran red de tráfico de personas”.

Afirmando que muchos de los inmigrantes que habían ingresado a T&T ilegalmente querían permanecer en el país, dijo que los retrasos en el sistema judicial y la concesión de libertad bajo fianza a estos perpetradores no apoyaban estos deseos, y muchos fueron deportados a Venezuela.

Al comentar sobre el rescate, el comisionado de policía interino Mc Donald Jacob elogió a los oficiales involucrados por el buen trabajo y alentó a los miembros del público a denunciar información como el tráfico de personas, ya que es ilegal.

THE GUARDIAN

Facebook Comments
Suscríbete a nuestro Canal de Telegram
https://t.me/ElPeriodicoDelDelta
Revisa nuestra sección de anuncios clasificados
Whatsapp - Telegram

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here