A un año del asesinato de José Gregorio Bermúdez Zambrano “Gollito”

196
0
Compartir

La sangre derramada de “Gollito” macha el rostro y la conciencia de sus asesinos.

Juan González

José Gregorio Bermúdez Zambrano, “Gollito”, era hijo de Antonio Bermúdez Moreno, “Toño” y Esther Zambrano. Antonio fue uno de los personajes populares de la Tucupita de ayer, de caminar rápido y gago, pero era guitarrista, compositor y cantante. Fue serénatero en aquella Tucupita bucólica y apacible de los años 60 y 70 su predilección era la interpretación de las canciones del trovador ecuatoriano Julio Jaramillo (+) y fue uno de los fundadores de “La Cinta Verde”, una de las primeras agrupaciones de música bailable de nuestro estado dirigida durante muchos años por Bernardo Moreno, el popularísimo “Negro del kerosene”.

Antonio como guitarrista, junto al también conocido y apreciado músico Pastor Flores (+) fue un sempiterno colaborador de “Sueños Infantiles”, programa mañanero dominical que se trasmitía a mediados de la década del 60 por Radio Tucupita 1270 AM bajo la conducción de José Ángel Sarabia Rojas (+) y la decidida ayuda de la maestra Alejandrina González de Soto, un icono de la educación en nuestro Delta.

Y Esther Zambrano es una humilde mujer, fundadora de la urbanización Santa Cruz y trabajadora jubilada del Ministerio de Educación “Gollito” era Coordinador del Programa Manos a la siembra del liceo nocturno Tucupita, integrante de una agrupación musical local y ejecutante del cuatro. Músico y solista, dos de las cualidades heredadas de su padre Antonio Bermúdez, con las cuales estaba dándose a conocer, se estaba proyectando y “mataba sus tigritos” algunas veces en cumpleaños y otras tertulias. La tarde del jueves 13 de mayo de 2021, “Gollito” cantó en el cumpleaños de una joven en un sector de la urbanización Dr. Delfín Mendoza Presuntamente y con posterioridad, esa misma joven en su vehículo “le dio la cola”, lo trasladó a una vivienda en el sector Las Malvinas donde animaría otra reunión social o tertulia; pero sorpresivamente la mañana siguiente, el viernes 14 de mayo, apareció muerto a orillas del caño Manamo a la altura del sector Paloma.

A una año del asesinato de José Gregorio Bermúdez Zambrano “Gollito”, todavía no hay detenidos ni imputados en este caso. Señores del CICPC: sus familiares, compañeros de trabajo en el liceo nocturno Tucupita, vecinos de finales de calle Pativilca y sus compañeros del medio artístico musical, en honor a la verdad y sin rodeos, preguntamos: ¿Quedará impune este crimen? ¿Se convertirá este caso en otro de los tantísimos “cangrejos” que tenemos en Tucupita?

Facebook Comments
Suscríbete a nuestro Canal de Telegram
https://t.me/ElPeriodicoDelDelta
Revisa nuestra sección de anuncios clasificados
Whatsapp - Telegram

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here