Nayeli Ceballos la miliciana que confió en Dios

206
0
Compartir

Luz Mary Cedeño

En el municipio Pedernales, uno de los beneficios que percibe la Milicia Bolivariana, es la bolsa de comida, por la cual existen varios integrantes dentro de la misma, siempre esperanzándolos con más y mejores beneficios si permanecen allí.

Apóstol Luz Mary Cedeño

Algunos reconocen que son personas incansables, luchadores que no han cesado en sus intentos por traer beneficios a su municipio, pero que todos estos años ha sido casi escaso o nulo el trabajo, porque simplemente el mal no puede estar ligado con el bien, el choque que por años vimos es que la Biblia es clara cuando dice por sus frutos los conoceréis, y todos sabemos cuál ha sido el fruto de las políticas emanadas por el gobierno. Pura apariencia, espejismos, y los integrantes de esta institución no escapan de ello.

Mi respeto y reconocimiento sincero a los hermanos Franklin Rodríguez, Delso Silva, luchadores incansables, sin ellos no estuviera la representación de la milicia en el municipio, debo reconocer su trabajo, perseverancia, por querer mejoras al municipio, pero todo ha sido intentos fallidos, porque hay una gran realidad detrás de todo.

En este viaje que realizaron estos seis valerosos milicianos desde Pedernales hasta Tucupita a canalete, para buscar las bolsas de comida para ellos y sus compañeros y emprendieron el viaje con estas grandes dificultades, casi dos días pero lograron llegar a Tucupita, retirar las bolsas, descansar un poco y regresarse.

Los agarró la noche en el caño y a la altura de Boca de Tigre, pudieron divisar que otras curiaras tenían rato siguiéndolos y destellos de focos en diferentes puntos como dándose aviso, que venía esa embarcación cuenta que un poco después de las doce de la noche se percatan que están siendo perseguidos por varias curiaras que en la noche parecen como balitas en ese río.

Cuando alumbraron vieron que estas personas tenían armas blancas y es cuando se dan cuenta que ellos no tienen ni un palo para defenderse, entre el desespero de los tripulantes se decían unos a otros ¨viste yo tengo rato diciendo que nos están persiguiendo y ahora no vale chico¨, otros ¨y no tenemos nada para defendernos ni un arma tenemos nadie se acordó de meter un machete¨ pero alguien le dice a Nayelli y tu espada? saca tu espada (que es la Biblia la palabra de Dios) y se acordó que esta espada puede ser usada en cualquier lugar, en cualquier momento, y comenzó a orar en voz muy alta a pedirle al Dios del cielo que los ayudara, los librara, que sus ángeles vinieran a pelear por ellos,

“Señor como dice tu palabra: ´que tu guardarás nuestra salida y nuestra entrada´, guárdanos en estos momentos de angustia”. A lo que también confiesan que no saben de dónde sacaron fuerzas pero que le dieron canalete con más fuerzas que nunca, logrando así ser librados de estas personas, llegando a la comunidad de Pedernales salvos y sanos, dándole la gloria a Dios por librarlos aquella madrugada.

Solo Dios puede ayudarnos en estos momentos.

Facebook Comments
Suscríbete a nuestro Canal de Telegram
https://t.me/ElPeriodicoDelDelta
Revisa nuestra sección de anuncios clasificados
Whatsapp - Telegram

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here