“Es tiempo de hacer propuestas y que se active la producción y se consoliden obras que el Delta requiere”

76
0
Compartir

En tiempos de carencias, donde se hacen más notorios los problemas debido a la situación económica que vulnera a la mayoría de los venezolanos, se escuchan voces de líderes comunitarios, parte de la sociedad civil que no está satisfecha y que quiere el bienestar de todos.

El dirigente comunitario Santiago Zacarías y el profesor Osmar Díaz, los dos de la junta de Alexis Marcano, preocupados por el bienestar de las diferentes comunidades de la capital deltana se acercaron a la redacción de El Periódico del Delta a hacer un llamado a los líderes políticos y comunitarios de la entidad frente a los problemas más urgentes.

Zacarías con más de 30 años de lucha social en el Delta asegura que el llamado a la dirigencia política del estado, a los líderes de las comunidades para que se activen frente a la desidia y el abandono en varias áreas, “vemos en el estado, en las comunidades que desde hace mucho tiempo no se ha hecho en el estado una obra de infraestructura, de electricidad, de aguas negras, pavimentación de calles, nada de eso, mientras la dirigencia se mantiene callada, temerosa frente a lo político no luchan por sus sectores en materia de seguridad.

La caseta policial de Alexis Marcano que tiene varios años sin funcionar ya va para 12 años abandonada y eso es robo y robo a pesar de tener ahí la Unes donde se forma tanto recurso humano de todos los cuerpos de seguridad y seguimos con la inseguridad que nos sobrepasa.

A los líderes a quienes les duela sus comunidades a que presenten proyectos a que se active el Consejo Federal de Gobierno, que tiene su Ley a través del gobierno nacional a que  procuren a través de los gobiernos nacional, regional y local a que se presenten esos proyectos y se ejecuten las obras.

Los dirigentes vecinales se preguntan ¿qué se hizo el cemento a nivel nacional?, no se hacen obras.  “Aquí se habla de una Venezuela bella y lo único que se hace es limpiar, lavar, desmalezar y una pinturita”, dijo Zacarías.

A nivel de aguas las bombas o plantas de agua hay dos en el sector del centro y son bombas pero de tiempo, dijo el dirigente.

En materia de aguas servidas las aguas del Materno y del Hospital y de todo el casco de la ciudad bajan ahí y de ahí al otro pozo. Hay dos pozos, pozo Guasina y pozo Sucre. La CVG es un “elefante blanco”. Ellos mismos se llevaron esas bombas y los malechores terminaron de desmantelar, Aquí no viene una comisión de CVG a supervisar. Aquí llega a colapsar una tubería de esas, o del hospital para acá y eso va a ser un desastre por eso los vecinos de esta calle siempre se quejan que no pueden usar sus baños o de los malos olores, las descargas de algunas casas están allí con la tubería madre, pero tapadas, hizo un recuento.

El auditorio está abandonado, la sede de la Unefa sin concluir, en el Núcleo Cultural Tucupita también se comenzó uno o dos cubículos y no se concluyeron los trabajos, aseguró.

Para los dirigentes es importante una supervisión de las instalaciones del auditorio que al parecer quedó afectado después del sismo del año pasado y pidió a Dios que ojalá no tiemble con la misma intensidad porque sería riesgoso.

Santiago Zacarías reconoce que Venezuela está atravesando por una situación económica difícil, pero al mismo tiempo dice que el país tiene recursos para poder atender las necesidades de las personas en sus comunidades.

Reflexiona y comenta que en la entidad no hay un vacum, y que en el resto del país cada estado posee maquinarias de ese tipo y aquí hay que solicitarla a Bolívar para poder limpiar las tanquillas.

A veces sacan unas cuadrillas para limpiar la maleza de los canales, pero no es suficiente, limpian uno y el resto? Y los canales de la zona agrícola?  No hay un Jumbo, todos los canales están tapados, por eso cuando viene la temporada de invierno a los productores se les pierden las cosechas.

Enfatiza en que si bien es cierto que cada quien tiene su corazón político, “no se puede obviar la lucha del pueblo de las necesidades del común, de las familias. “Ahorita las personas solo están pendientes de la bolsita y el bono, así no hay futuro, necesitamos desarrollo. Las personas tienen para medio comer y no pueden reparar sus casitas, poner otros servicios”.

“Queremos hacer un clamor a los dirigentes comunitarios, vecinales, a que se propongan. Creemos que no todo está perdido, no todo se terminó, tengamos fe y esperanza en un porvenir, quizá no para nosotros pero si para quienes vienen detrás de nosotros, para nuestros hijos y nietos”, enfatizó.

El profesor Osmar Díaz por su parte explicó que las autoridades están allí por que votaron por ellos, y en virtud de ese voto y las promesas políticas que hicieron durante las campañas electorales. Además acotó que los dirigentes vecinales eran escuchados por los entes gubernamentales y que esos vecinos, articulando con los entes gubernamentales se pueden solucionar los problemas.

“Sabemos que de pronto el gobierno no tiene los recursos, pero a nivel de las comunidades existe voluntad, queremos cooperar, por intentar sacar a las comunidades de esa desidia, ese abandono. Como educador igual, los niños muchos de ellos ya no van a la escuela, sino que andan por la calle buscando un sustento, pidiendo comida. Entonces creemos que muchos líderes comunitarios, dirigentes políticos se echaron a un lado, pero creemos que es tiempo de que juntos propongamos acompañar a quienes quieran producir, que se active el aparato productivo, aquí en el Delta y que el sustento salga de aquí mismo y no. De igual manera con la seguridad y no se trata de quitarlos de sus puestos, no se trata de politiquería, es tratar de que las cosas funcionen con lo que tenemos”, culminó.

Santiago Zacarías finalizó diciendo que sin alimentos no hay felicidad, con hambre no hay paz.

Facebook Comments
Suscríbete a nuestro Canal de Telegram
https://t.me/ElPeriodicoDelDelta
Revisa nuestra sección de anuncios clasificados
Whatsapp - Telegram

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here