Cómo saber si tu jefe es un psicópata o un sociópata

143
0
Compartir

Crisanto Gregorio León

Primariamente debes saber que ni el psicópata ni el sociópata desarrollan conciencia, son fríos y los primeros son más calculadores que los segundos.

Tanto la psicopatía como la sociopatía se conocen como trastornos de personalidad antisociales, que son afecciones de salud mental a largo plazo.

Los “psicópatas” son personas, a menudo despiadadas, insensibles y superficialmente encantadoras, con poco o ningún respeto por los sentimientos o las necesidades de los demás. Ellos tienden a realizar crímenes premeditados con riesgos calculados. O pueden manipular a otras personas para que infrinjan las leyes o hagan algo impropio despreciable en contra de sus víctimas,  mientras se mantienen seguros a distancia siendo los autores intelectuales.  Son maestros manipuladores de los sentimientos de otras personas, pero no son capaces de experimentar las emociones por sí mismos. Enmascarados también estilan  generalmente, – son unos titiriteros – sin que se sepa que ellos mueven los hilos, la comisión de todo tipo de delitos, contra los bienes y las personas y no sienten culpa ni remordimiento.

Los psicópatas y los sociópatas comparten una serie de características, incluida la falta de remordimiento o empatía por los demás, la falta de culpa o la capacidad de asumir la responsabilidad de sus acciones, el desprecio por las leyes o las convenciones sociales y la inclinación a la violencia física , verbal o intimidatoria. . Una característica central de ambos es una naturaleza engañosa y manipuladora. Pero, ¿cómo podemos distinguirlos?

Los sociópatas son generalmente menos estables emocionalmente y altamente impulsivos; su comportamiento tiende a ser más errático que el de los psicópatas. Al cometer crímenes, ya sean violentos o no violentos, los sociópatas actuarán más por compulsión. Y les faltará paciencia, cederán mucho más fácilmente a la impulsividad y carecerán de una planificación detallada.

Los psicópatas, por otro lado, planearán sus crímenes hasta el más mínimo detalle, tomando riesgos calculados para evitar la detección. Los inteligentes dejarán pocas pistas que puedan conducir a ser atrapados. Los psicópatas no se dejan llevar por el momento y  como resultado, cometen menos errores, pero hay excepciones.

Ambos actúan en un continuo de comportamientos similares, y muchos psicólogos todavía debaten si en realidad deben ser diferenciados. Pero para aquellos que los diferencian, una cosa está ampliamente acordada: los psiquiatras usan el término psicopatía para ilustrar que la causa del trastorno de personalidad antisocial es hereditaria. La sociopatía describe comportamientos que son el resultado de una lesión cerebral, o abuso y/o negligencia en la infancia.

Existe un vínculo particularmente interesante entre los asesinos en serie y los psicópatas o sociópatas, aunque, por supuesto, no todos los psicópatas y sociópatas se convierten en asesinos en serie, aunque  muchos son adictos al uso de las armas de fuego.  Y no todos los asesinos en serie son psicópatas o sociópatas. Pero pueden planificar asesinatos cuando están desenmascarados para esconder sus excretas como los gatos, pero se les descubre por el olor y los acontecimientos encadenados para librarse de quien ven como un enemigo o a quien le tienen envidia, sus motivaciones son morbosas, son unas bombas de tiempo.

Hay ciertos rasgos compartidos entre los asesinos en serie conocidos y estos trastornos antisociales de la personalidad. Estos incluyen el comportamiento depredador, búsqueda de sensaciones, falta de remordimiento; impulsividad y la necesidad de control o poder sobre otros.

La agresión indecente, sin remordimiento por su crimen, pueden ser  extremadamente violentos y actúan con premeditación.  Pueden cometer asesinatos de manera frenética, y mostrar paciencia y planificación.

Generalmente sus motivos son fútiles, independientemente de si nacen con esta disfunción o la desarrollan, el caso se presenta como un ejemplo del peor resultado posible de un trastorno de personalidad antisocial: violencia sin sentido perpetrada contra una víctima para su auto gratificación, no muestran signos de remordimiento, ni culpa.

Aunque los psicópatas son similares en muchos aspectos, algunos estudios han encontrado diferencias en las mujeres. Por ejemplo, las mujeres psicópatas parecen ser más propensas a la ansiedad, los problemas emocionales y la promiscuidad que los psicópatas masculinos.

Algunos psicólogos argumentan que la psicopatía femenina a veces se diagnostica con un trastorno límite de la personalidad, caracterizado por emociones mal reguladas, reacciones impulsivas y arrebatos de ira. Esto podría explicar por qué la mayoría de los estudios muestran que las tasas de psicopatía son más bajas en las mujeres

Una investigación muestra que las psicópatas parecen preferir salir con hombres no psicópatas a corto plazo, tal vez como un juguete o para permitir fácil engaño y manipulación. Pero para las relaciones a largo plazo, una mujer psicópata buscará a otro psicópata. Buscará su espejo.

[email protected]

Asesor de gestión/Abogado/Periodista

Facebook Comments
Suscríbete a nuestro Canal de Telegram
https://t.me/ElPeriodicoDelDelta
Revisa nuestra sección de anuncios clasificados
Whatsapp - Telegram

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here