Deltanos que no dan un paso atrás: siempre salgo con Dios adelante

61
0
Compartir

El señor Ramón Heredia tiene 64 años de edad y vive en Los Cedros de Tucupita. Él es otro de los tantos deltanos que ha sabido sobrellevar la crisis económica por la que atraviesa Venezuela.

Su único ingreso económico, la venta de empanadas. Así lo ha hecho durante al menos 14 años.

Todos los días suele estar despierto desde las 4 de la madrugada para empezar a preparar sus empanadas, un mínimo de treinta diarias. Él asegura venderlos todos y, a buen precio (40 y 50 mil Bs).

El señor Ramón vive solo. Su esposa vive en el estado Miranda pero “de vez en cuando” lo visita. Recientemente tuvo que experimentar la pérdida de un ser querido, su único hijo falleció, era la única compañía que tenía.

No obstante, supo seguir adelante con “la ayuda de Dios”. Él asegura tener “buena” clientela, lo que le ha permitido seguir con este pequeño negocio, además de ser el único sustento que, aunque no es mucho, logra comprar algo de comida.

El mensaje que envía Heredia a los deltanos es, a no estancarse, a producir y trabajar por este Delta.

El señor Ramón Heredia se mantendrá en ese pequeño espacio en el que logra vender sus empanadas, en la Av. Guasima, para seguir demostrando que también es un Deltano que no da un paso atrás.

Facebook Comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here