En Delta Amacuro, madres con hijas detenidas en Trinidad solicitan la ayuda de Maduro

2403
0
Compartir

También le hacen un llamado a la Cancillería de la República, para que intervengan en pro de la libertad y vuelta a la patria de estas mujeres venezolanas

De la buena pro y consideración del presidente Nicolás Maduro Moros, así como de la Cancillería de la República, solicita un considerado grupo de madres que tienen a sus hijas pagando prisión hace más de un año en la cárcel Aruca de Trinidad, donde hay más de treinta privadas de libertad por estar ilegales en ese país caribeño, sin que hasta ahora se haya logrado su libertad.

Así lo manifestó Migdalis Coromoto Cedeño Brito, C:I: N° V 8.928.593, teléfono 0426 -786.4674 y 0287 -7213734; añadiendo a su vez que el pasado 24 de abril de 2018, cuando el presidente Maduro, visitó al estado Delta Amacuro, ella, a través de uno de sus edecanes (un general), le hizo entrega de una carta manifestándole su preocupación, al mismo tiempo que le solicitaba la colaboración que estuviese en sus manos para el logro de la libertad y del regreso a su patria de estas damas que llevan más de un año presas en aquella isla del Caribe, cuya carta dice así:

Ciudadano:

Nicolás Maduro Moros

Presidente de la República Bolivariana de Venezuela

Presente.-

Ante todo un cordial saludo solidario y revolucionario, deseándole los mejores éxitos en su alta responsabilidad que le ha concedido el pueblo venezolano.

Mi molestia es con el fin de solicitar ante usted, sus buenos oficios para resolver una situación que viene afectando mi entorno familiar y que el mismo, ha originado mucho desequilibrio emocional como madre. La situación es que tengo a una hija profesional egresada de la Universidad Nacional Experimental de las Fuerzas Armadas (UNEFA), en la especialidad de Mecánica Dental; ella, durante un tiempo estuvo esperando que se le concediera una prórroga de su pasaporte, dado que pensaba viajar a la Isla de Trinidad, donde tenía una buena oferta de trabajo. Por la larga espera de dicha prórroga, decidió viajar a esa nación en forma ilegal lo que originó su detención por parte de las autoridades Trinitarias y actualmente se encuentra en una cárcel de mujeres (Policía de Aruca); Teléfono de contacto de dicha cárcel es el: (0018)  686424203 y sólo le conceden su libertad si paga una multa (fianza) de dos mil dólares (2.000$) equivalentes de su país.

Sr. Presidente, soy una mujer que no posee los suficientes recursos para lograr cancelar dicha multa y permitir la libertad de mi hija y su traslado a Venezuela. Entiendo que se trata de un acuerdo entre países en donde privan las relaciones diplomáticas entre ambos, por ello, solicito sus buenos oficios para con mi hija la cual responde al nombre de: RAIMARIS COROMOTO MORENO CEDEÑO, titular de la cédula de Identidad Nº V-25.255.782, técnico superior universitario en mecánica dental, egresada de la UNEFA – Delta Amacuro.

Mucho sabré agradecerle las gestiones que de buena voluntad realice de su parte para lograr que mi hija vuelva a Venezuela y yo así conquistar el gozo y estabilidad de madre; libertad que también pudiesen asignarle al resto de las damas recluidas en esa institución policial en la isla de Trinidad, añade en su carta la señora Migdalys Coromoto Cedeño Brito.

JOSÉ ÁNGEL GASCÓN

Facebook Comments
Suscríbete a nuestro Canal de Telegram
https://t.me/ElPeriodicoDelDelta

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here