Nuestra Óptica: Venezolanos exigimos un plan de vacunación

11
0
Compartir

Gerónimo Figueroa Figuera
CNP: 569

¡Ya basta Ya! La ciudadanía venezolana no ruega, sino que exige a los que todos los dias se hacen llamar dirigentes opositores al régimen madurista, un plan para enfrentar la terrible situación que esta causando el virus chino en la mayoría de la población de nuestro país. Basta que esos que se hacen llamar dirigentes y decir que defienden al pueblo, que cada vez que declaran a los medios de comunicaciones o cuando publican algo en las redes sociales vociferando a cada rato tener el apoyo de 60 países y estar reconocidos por una parte de la comunidad internacional, les llegó la hora de que NO sigan viendo la película desde las tribunas sin acercarse al escenario para que asuman papeles protagónicos, y si no están dispuestos a hacerlo, entonces deben retirarse y entregar el testigo a quienes de verdad si quieren hacerlo.

¿Y por que exigimos un PLAN a esa dirigencia que se autonombra opositora? Simple y llanamente porque está demostrado que Maduro y el régimen chavo-madurista no tienen ninguno para enfrentar la situación, tal como quedó demostrado cuando el propio Nicolás negó la entrada de las vacunas de la Organización Panamericana de la Salud. En este momento en Venezuela están muriendo médicos, enfermeras, maestros, profesores, profesionales de distintas áreas, empresarios medios, dirigentes gremiales y sindicales, amas de casas, niños y adultos mayores, por culpa de ese terrible enemigo invisible que salió de la China comunista y que no tiene compasión con nadie a quien logre infectar. En ese sentido solo conocemos las estadísticas que todos los dias anuncian como un parte guerra los voceros del régimen, que hasta los momentos alcanzan a mas de 1700 muertes de los cuales 440 son trabajadores de la salud, porque no hay una prensa libre e independiente con facilidad para moverse y buscar información sobre esa tragedia.

Somos mas de 24 millones de venezolanos que estamos desamparados y solos a la buena de Dios, y no es que no sea importante estar bajo el manto de nuestro señor creador, sino que también requerimos estar protegidos por el manto de ciencia médica, no solo para los que con tan mala suerte son alcanzados por ese brazo tenebroso de un virus que salió desde la China comunista a recorrer el mundo para generar no solo contagios sino zozobra y desesperación en toda la población del planeta, causando hasta la fecha casi tres millones de muertes.

Al momento de escribir este artículo habían pasado mas o menos diez dias que el diputado Juan Guaidó anunció que debía guardar reposo y aislamiento porque había contraído el virus, y como a la semana anunció nuevamente que ya había superado el peligro, cosa que de verdad nos alegró, no porque se hubiese contagiado con el virus chino, sino por haberlo superado y estar nuevamente sano y fuera de peligro. El diputado Guaidó hasta el momento no ha dicho si se vacunó contra esa peste roja salida de China comunista, sin embargo, Nicolás Maduro si dijo el 7 de marzo 2021 que no solo se había vacunado él, sino que también lo había hecho su esposa Cilia y centenares de funcionarios que conforman el régimen usurpador.

Está demostrado que el único plan que tiene el régimen chavo-madurista es el confinamiento con cadenas de radio y televisión que atormentan con la repetidera de improperios contra los gobiernos de EEUU, Brasil y Colombia, pero sin ofrecer ninguna garantía de comida para la gente durante el encierro, porque la bolsa clap que en tiempos normales cuando llega cada dos meses, la mayoría de los productos, por no decir todos, están descompuestos y no aptos para el consumo. O sea, el régimen encierra a los venezolanos en sus propias casas, y que para protegerlos del virus chino, pero al negarles la comida durante ese encierro, los está condenando a morir de hambre, especialmente a los mas vulnerables como son los niños y los adultos mayores.

Entre 7X7, 7X14, 7X21 y volver al 7X7 en menos de una semana, no es ningún plan serio que incluya salvaguardar la vida de los venezolanos. Igualmente ofrecer un bono llamado “cuarentena radical” de seis millones de bolívares que de acuerdo a la tasa cambiaria del Banco Central de Venezuela serían tres dólares que solo alcanzarían para comprar un kilo de harina Pan y medio kilo de queso duro, tampoco está orientado a salvar vidas sino enmarcado en el mismo proyecto demagogo con la finalidad de mantenerse en el poder como sea. Maduro quiere llegar a julio para utilizar a los venezolanos como ratones de laboratorios aplicando las vacunas cubanas, que según él, tienen 100% de protección, cosa que es mentira porque según los expertos, ninguna vacuna es 100% efectiva porque depende de la reacción de cada organismo. Además, esas vacunas no han sido aprobadas por la ciencia mundial.

En ese sentido, responsablemente, el alcalde metropolitano de Caracas en el exilio, Antonio Ledezma, propuso una TREGUA HUMANITARIA URGENTE con la participación de la ONU, OEA, UE y OPS, donde los expresidentes Pastrana de Colombia y Torrijos de Panamá serían mediadores, para que conjuntamente con técnicos del COVAX se puedan liberar los recursos para comprar las vacunas certificadas y pedir donaciones para un Plan de vacunación sin clientelismo, pero los jefes de los partidos opositores, los mismos que el 6 de diciembre 2020 dijeron que no habían condiciones para elecciones parlamentarias, la respuesta que dieron fue la firma de un pacto donde están los del G4 de la MUD, con anexo de La Causa R, Proyecto Venezuela, Copei, Convergencia, MPV y Encuentro Ciudadano para participar en las elecciones regionales convocadas por Maduro, dando a entender que estarían mas interesados en ver como se enchufan o siguen enchufaos en algunas gobernaciones y que les importaría muy poco si los venezolanos se contagian con el virus chino con tal de que salgan a votar.

@lodicetodo
[email protected]
[email protected]

Facebook Comments
Suscríbete a nuestro Canal de Telegram
https://t.me/ElPeriodicoDelDelta
Revisa nuestra sección de anuncios clasificados
Whatsapp - Telegram

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here