“La alcahueta silenciosa”

87
0
Compartir

Crisanto Gregorio León

Esto es para los corruptos universitarios, si tú no eres uno de ellos, entonces no te alteres, que no se te salga lo psicópata, indígnate en contra de los corruptos y trata de experimentar lo que siente un profesor que por ser ético y denunciar la corrupción, ha sufrido injusticia.  

Corrupción universitaria, entrega La estatuilla “la alcahueta silenciosa” , que para ganársela hay que acumular deméritos y es adjudicada a los más representativos y  más deshonestos alcahuetas que se hacen los pendejos de la corrupción universitaria aún sabiendo todo cuanto ocurre con la venta de cupos , de certificados,  diplomados, títulos de pre y posgrado, que conociendo a quienes se enriquecen millonariamente con deshonor de divisas mal habidas mancillando la Alma Mater , se merecen una sanción ética y un desprecio público como demérito,  por el cínico y alcahueta silencio y la inacción cómplice para favorecer toda la red de corrupción académica .   

Esta estatuilla ” la alcahueta silenciosa” la recibe lo más villano de la pedantería y la jactancia de los anti líderes, porque son merecedores de esta presea pues sabiendo y teniendo conocimiento de la corrupción universitaria  intramuros con conexión clandestina extramuros, se hacen los huevones.

Las nominaciones son ” La alcahueta de platino”, “La alcahueta de oro”, “La alcahueta de plata ” y la alcahueta de bronce.”. Los nominados serán galardonados según la puntuación que la opinión pública les ha otorgado y a los cuales ellos se han hecho merecedores por su inacción, por sus intereses inconfesables y su participación activa en las ganancias súbitas y sucias cuando voltean acomodaticiamente  la mirada ante la inocultable corrupción académica universitaria.   

Todo aquel a quien la gente ingenua les ha hecho llegar el conocimiento del modus operandi de la red de corrupción universitaria y teniendo poder decisorio para destituir o remover a los delincuentes académicos, o procesar la denuncia éticamente, se hace el huevón. Quien por recibir mayores nominaciones  se le otorgarán hasta cinco estatuillas  de ” la alcahueta silenciosa”, por ser el más celestino y cojonudo de los alcahuetas. Par de cojones pues, si es el jefe.

La organización delictiva intramuros cuenta con padrinos y celestinos profesionales en el arte del encubrimiento. Estos son los que reciben la mayor tajada al fingir escuchar las denuncias y ralentizan convenientemente toda decisión sancionatoria por razones dolarizadas porque no pueden dejar de hacerse de divisas en cada proceso.

Están los psicópatas, aquellos que premeditadamente la red, la mafia o el pranato universitario mantienen en sus cargos porque al echárselos de locos entonces la gente les coge miedo y terminan por desalentarse y a la sazón el mega guiso que ya es del conocimiento público se escuda en personas con desórdenes de la personalidad que mantienen sojuzgados al personal administrativo, docente y obrero.  Recuerden que los psicópatas son los peores delincuentes, que violan las leyes con todo descaro y no sienten ningún remordimiento ni culpa por  ello, ni por el mal que hacen a otras personas. Pero igual son responsables penalmente por sus actos.

La depravación es tan desvergonzada que ya la llevan a cabo casi delante de todo el mundo para hacer creer a la opinión pública que es normal. Pero es allí es donde entra la complicidad y la autoría de los alcahuetas y encubridores, que guardan silencio de lo que les denuncian y se hacen los pendejos que no sabían nada y siguen sin hacer nada sabiéndolo ahora.

Esta premiación deshonrosa será certificada por la firma de contadores ” Sodoma y Gomorra”. Una firma que refrenda que efectivamente en contra de la Alma Mater se hace un incesto consentido por quienes deberían guardar su gloria y honor.

También será entregada la medalla  ” la alcahueta de platino en su primera clase” a los alcahuetas eméritos. Aquellos que por razón de su cargo y sus funciones y habiendo iniciado el pranato académico como red de corrupción fueron los precursores en esta actividad de mancillar el good will universitario, enlodando su esencia y filosofía.

Especialmente demeritorios de esta estatuilla alcahueta son los que fingen que escuchan, toman notas y hacen enroques inocuos para la red de corrupción académica y bajo esa acción engañosa pretenden que les crean que están procesando medidas para adecentar la universidad.

He dicho a los patrocinadores de esta endiablada premiación que de mí tengan todo el apoyo para seguirlos denunciando desde mi patria o desde el exterior en donde me encuentre y que los nominados, los ganadores y toda la organización delincuencial recibirá el descrédito  que pueda ofrecerles desde mi trinchera de lucha como comunicador social y que muchísimos colegas periodistas, abogados , jueces y fiscales nacionales  y a nivel internacional conocen incluso sus nombres y saben mucho más de esta red de lo que ustedes creen , bandidos.  Que al igual que para aquella robusta delincuente, para ustedes llegará el momento  que el largo brazo de la ley les pondrá los ganchos.

El matraqueo y las alcabalas internas donde despojan a los estudiantes con vacunas en dólares para mantener el movimiento financiero corrupto intramuros para fastidiar al que se quiere graduar, es otro demérito para recibir ” La alcahueta silenciosa”.

¡Ah! y no olvidemos el origen de este trabajo periodístico donde por el hallazgo de  la venta de un título a una comerciante que solo se vio en el claustro universitario cuando se tomó la foto en un lío para graduarse y estaba enaltecida y resguardada por “el psicópata”. Nombre que recibe un enfermo que dirige la banda y que es apadrinado por un alto jerarca o funcionario según él mismo pregona.

Mayor actitud parasitaria es escudarse  tras la toga  y el birrete. Es la mayor vergüenza para la Alma Mater. Pero con ellos serán galardonados también por no querer marcar distancia con los líderes de esta red criminal,  otros viles parásitos.  

Esta organización mantiene en cada escuela su propio traficante que le envía todos los miles de dólares mal habidos  sin honor, que recauda a sus secuaces distantes, gritando como loca y que es mantenido en el cargo desde grandes esferas por amantes y adúlteros.  Nadie quiere entender que el cuerpo es templo del espíritu santo y que Dios pedirá cuentas de lo que hacen con su templo que es su cuerpo. ¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo, quien está en ustedes y al que han recibido de parte de Dios? Ustedes no son sus propios dueños; fueron comprados por un precio. Por tanto, honren con su cuerpo al templo de Dios. 1 Corintios 6:19-20.

Se han vuelto locos y ninguno piensa en sus almas ni cuando vayan a ser juzgados ante el tribunal de Dios. Recuerda: Dios te conoce desde el vientre de tu madre, a Él las cuentas y no los cuentos.

La característica principal de quienes se crean merecedores de este deshonroso demérito, son aquellos que  sean despreciables por cometer o dejar ejecutar o ser capaces de cometer o permitir malas acciones, con falsedad, forjamiento delictual, hipocresía, traición o engaño, en contra de la universidad, para que violando toda ética y en negocios en divisas sin honor, ellos mismos gratuitamente y otros pagando , se hagan de cursos, diplomas, certificaciones , títulos de pregrado o postgrado  y cuanto instrumento o documento expida la universidad como legal pero que a través de la red delincuencial su adquisición es fraudulenta.

¿En qué consiste el silencio alcahueta para ser merecedor de la estatuilla que lo certifica como lo más ruin que ha podido sufrir la universidad? Pues es la actitud pasiva de no hacer nada  o la actitud activa de aparentar hacer o cometer propiamente el delito,  de acción o de omisión ante las evidencias de corrupción universitaria y que nunca serán suficientes para sancionar al protegido o protegida, a criterio de los nominados y galardonados a esta vergonzosa presea, porque sus intereses inconfesables no le permiten pelar ese boche.  Que dicho sea de paso, entre sus patrocinadores además  se le ha llamado a esta estatuilla “EL Silencio Alcahueta”, “Mira para otro lado”, o “Hazte el Pendejo”, por las acciones sólo en apariencia que el nominado hace para despistar con procedimientos  ficticios que castigarán a quienes están violando su Alma Mater, que le están quitando el honor, la dignidad y la gloria.  La alcahueta silenciosa, destruye incluso las pruebas en contra de los delincuentes.

Ad libitum debo decir que si amaran y respetaran a su universidad como el templo del saber, desde hace tiempo en imitación a nuestro Señor Jesucristo y a golpes, además esposados,  hubieran pateado y expulsado a los mercaderes del templo.  Es tan grande el aturdimiento por la facilidad con que se hacen de dólares sin honor que nadie quiere pensar en sus almas y tendrán el crujir de dientes cuando estén ante la presencia de Dios. Ya se te advirtió corrígete que eres mayor y en cualquier momento Dios te llamará a cuenta y a Él no podrás caerle a cuentos.

Te delatan, tu bajo perfil por nulo en la lucha contra la corrupción universitaria y tu bajo perfil en la acción porque no existe ni se produce. Si finges que escuchas, finges que actúas y silencias las pruebas, entonces eres ” La alcahueta silenciosa”.  Te mereces esta estatuilla de demérito y de desvergüenza.

Responde algo. ¿Has sido nominado a la alcahueta silenciosa? ¿O ya tienes varias estatuillas? Bueno, ya estás en la lista. 

Esto es para los corruptos universitarios, si tú no eres uno de ellos entonces no te alteres, que no se te salga lo psicópata. Recuerda que tus actos te delatan, que tus actos te definen.

[email protected]

Facebook Comments
Suscríbete a nuestro Canal de Telegram
https://t.me/ElPeriodicoDelDelta
Revisa nuestra sección de anuncios clasificados
Whatsapp - Telegram

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here