Con el cronista reafirmamos la memoria colectiva

43
0
Compartir

Dr. Abraham Gómez R.
Miembro de la Academia Venezolana de la Lengua.
Miembro del Instituto de Estudios de la Frontera Venezolana.
Miembro de la Fundación Venezuela Esequiba

El concepto moderno de cronista comporta a una persona que asume las funciones inherentes a recopilar hechos y eventos socio históricos de un lugar específico; así también, el desempeño implica una investigación sistemática y exhaustiva de documentos, donde se asientan hechos relevantes que declaren con veracidad cómo ha sido, a lo largo de los años la vida de la ciudad.

Un cronista es precisamente el primer defensor, difusor y conservador de las tradiciones populares; por cuanto, tales hechos sociales dan asiento a los recuerdos que atesoramos en nuestra sociedad en conjunto.
Hace apenas cincuenta años, se apreciaba el trabajo del cronista circunscrito, casi que exclusivamente de alguien con alguna vocación de escritor, que asumía la encargaduría oficial de recopilar las actividades que se iban suscitando, los acaecimientos más o menos relevantes. El cronista formaba parte de un funcionariado sin mayor trascendencia.

Cuando teníamos la necesidad de hacerle alguna consulta al cronista de tales tiempos; entonces nos conseguíamos con promontorios de papeles, periódicos, libros, revistas de muchas épocas; e iniciábamos ambos una interminable, a la vez que interesante zambullida en aquellos legajos para pesquisar el párrafo que requeríamos que testimoniara nuestra cita documental. Buscábamos el trazo de lo dicho o de lo hecho en tiempo preterido; y lo retrotraíamos para que diera cuenta de lo que deseábamos expresar en la contemporaneidad. El cronista avalaba con su enjundiosa labor la aseveración que se exponía en el presente.

Tucupita, nuestra hermosa ciudad capital, siempre ha contado con paisanos que voluntariamente relatan, en sus peculiares actos de habla, lo que fuimos y siempre hemos sido como conglomerado humano.
Sin embargo, formalmente, habíamos tenido la dicha de contar con dos cronistas brillantes: el profesor Cruz José Marín y el TSU y comunicador social Oswaldo Brito.

Nos sentimos orgullosos los deltanos de todo el inmenso bagaje emprendido y legado para la posteridad por ambos cronistas de lujo; cuyas aportaciones documentales echaron las bases para bastantes trabajos educativos en todos los niveles.

Tuvimos la ocasión de compartir y admirar las acciones organizadas, en la condición de recopiladores y garantes de hechos históricos, de estos insignes y preclaros cronistas. Densos en sus pensamientos y sostenidos desempeños para las investigaciones documentales; al tiempo que plenos en sus responsabilidades para hacerle seguimientos acuciosos a todo cuanto ocurría.

Ante la lamentable desaparición física de tan elogiados funcionarios, nos correspondecomo ciudadanía proponer respetuosamente a las autoridades del municipio Tucupita la persona que habrá de darle continuidad y ensanchar las funciones en esos menesteres.

Abrigo la seguridad de contar con la absoluta solidaridad de mucha gente, por lo que me permito postular para cronista de Tucupita al digno profesor Juan José Jaramillo, porque ha acrisolado suficientes méritos, desde hace muchos años.

En el campo docente-académico, destaca la experiencia del profesor Jaramillo: un profesional universitario, con postgrados (especialización en planificación y desarrollo curricular). Así también, ha sido Director de Educación y de instituciones educativas de secundaria y supervisor de la Zona Educativa.

Profesor universitario de la UNEFA, de la UNA, y del Instituto Universitario de Tecnología Dr. Delfín Mendoza. Un catedrático ejemplarizante para todas las generaciones.

Nos consta la incansable actividad gremialista del Profesor Juan José Jaramillo: presidente del Colegio de Profesores de Venezuela, en esta entidad, en distintos períodos.

Reconocido como Padrino de varias promociones de bachillerato y pregrado.

Las publicaciones del nuestro admirado Prof. Jaramillo han sido referentes de consulta permanente por los estudiantes y el público en general.
De su bibliografía resaltamos: Problemáticos de Física para educación media y superior; Cosas de la física (2011)

En lo atinente al campo histórico de la vida societal de Tucupita y el resto del Delta enumeramos: Remembranzas de Tucupita (2009); El perro y el tigre (2010); El virus (2010); Cuenta cuentos deltanos ( 2012); Reseña histórica del CPV, Delta Amacuro ( 2013); Reseña histórica de pueblos y caseríos del Municipio Tucupita ( 2013); El ahorcado de la antena (2014).

En programas de Radio y T.V, ha manifestado su identidad total para con esta tierra que lo vio nacer: programa Conociendo al Delta (Televisión) y Remembranzas del Delta (Radio Oceánica 98.5)

Si postulamos al profesor Juan José Jaramillo para el cargo de cronista de la ciudad de Tucupita es porque lo sabemos profundo conocedor y estudioso del patrimonio cultural e histórico de nuestra región y su gente. Dios bendiga su talento.

Facebook Comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here