Denuncian negligencia en muerte de niña de 8 años en Materno de Tucupita

3031
0
Compartir

Familiares de la niña Kairinys Soto, afectados por la pérdida de esta pequeña, se armaron de valor, y entre el dolor y la rabia denunciaron la muerte de esta infante de apenas 8 años, que ingresó con una simple y común gripe al materno infantil de la ciudad y ya hoy no está entre ellos.

Crisálida Soto Cotúa y Keila Soto, aseguraron que la intención de ellas no es hablar mal de madie en concreto, que ellas no son políticas, ni están dedicadas a ello, pero que lo que intentan es que se conozca la situación que se vive a diario en esta institución y que no vuelva a ocurrir a otros.

Afirmaron que en los últimos días, le ocurrió a una trabajadora de la Asamblea Legislativa y a tres niños más, pero que nadie denuncia. Reconocen que su familiar la pequeña Kairinys no regresará con ellos pero que no suceda a otra familia.

El médico que trató a la niña les dijo que no se preocuparan que la niña lo que tenía era un virus gripal y terminó muerta.

Reflexionaban en voz alta diciendo que los espacios del mencionado centro de salud se encuentra contaminado con una bacteria que es la que provoca las muertes a las que hacen mención.

“Cómo es posible, hay un producto que se llama GERDEX , y solo con comprar ese producto y aplicarlo evitarían esa contaminación”. Una de las tías de la pequeña informó que tuvo que buscar 1 litro de formol para preparar el cuerpo de su pequeña sobrina y debió buscarlo en Monagas, ya que aquí no lo había. Luego que les entregó ese litro me dicen que hacen falta dos litros más”. “Es inaudito que yo intenté llevar a la niña a Maturín y no había una ambulancia para hacerlo, conseguí con un amigo de la familia, el señor Juan Nazarian quien me ayudó, pero ya era demasiado tarde”, aseguró Soto.

Acotó la señora Soto Cotúa que ellos mandaron a que se le hiciera la autopsia y el resultado de la misma arrojó que falleció por una septisemia.

Comentaban que además de irse los jóvenes del país, los niños se mueren ante los ojos de todos. “Dónde está el gobierno? Anteriormente ahí estaba la doctora Martha Rodríguez y ella vivía pendiente de la desinfección de este hospital y ahora ese centro vive contaminado”, afirmó con dolor.

“Yo no soy política, somos familiares, humanos, dolidos, a quienes se nos acaba de morir una niña y así como nos pasó a nosotros, les puede pasar a otras familias si no se toman medidas”. Aseguró que las chiripas caminan por donde quiera en ese lugar.

Además de la muerte de la pequeña, dijeron que el padre de Kairynis, con más de 20 años de servicio en la Alcaldía de Tucupita, no recibió el apoyo respecto al servicio funerario, la fosa y todo lo que implica en estos casos.

Después de todo este dolor debieron comprar cabillas, unas láminas de zinc, entre otros para poder enterrar a la niña.

Facebook Comments
Suscríbete a nuestro Canal de Telegram
https://t.me/ElPeriodicoDelDelta

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here