Aceptaremos la pedofilia?

68
0
Compartir

M.G. Hernández

Se han tomado medios para de manera insana emitir noticias falsas convenientes… al postor. Así mismo, se han infiltrado aulas magnas para ideologizar a jóvenes y conducir a la sociedad por donde convenga, repito… al postor. Vemos como grandes sumas de dinero son repartidas a grupos minoritarios, con el fin de desajustar la sociedad para redirigirla donde lo acuerde, el postor. Así, llegamos a ver que en la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile fueron aprobadas, un par de desvaríos que figuran como tesis, una de ellas Magister, donde se pondera la pederastia.

Leí una excelente entrevista hecha al Doctor en Filosofía con Premio Extraordinario y Profesor Titular de la Universidad Complutense de Madrid, José María Barrio, donde opina sobre el sentido moral de la manera siguiente: “Es la captación espontánea de un conjunto de principios de tipo teórico y práctico que permiten el normal desenvolvimiento de la razón. Principios que son inargumentables: a partir de ellos cabe argumentar, pero no sobre ellos”.

En el mismo contexto, la sociedad ha adoptado de la experiencia, las reflexiones de grandes pensadores que propugnan la idea de que ciertas cosas son inviolables; son contrarias a la dignidad humana y nunca deben hacerse.

Por centurias se ha mantenido orden y, no podemos empezar por revolver principios inalienables para complacer conductas individuales muchas veces delictivas como en este caso. Hay principios, repito, indiscutibles, que a través de los siglos se mantienen y deben mantenerse inviolables como el RESPETO que jamás puede negociarse. Solo respetando podemos exigir ser respetados y preservar una verdadera armonía entre humanos, animales y naturaleza.

No se necesita un doctorado sino sentido común y conciencia moral, para reconocer un disparate en detrimento esta vez de los niños. La humanidad pareciera estar pasando por etapas de locura durante el obvio cambio social y las implicaciones éticas de las nuevas tecnologías. Sin embargo, vamos a dejar la tecnología a un lado; ésta, va a dar muchos dolores de cabeza mientras el hombre busca de qué lado poner el buen juicio, para entonces yo estaré disfrutando de la vida eterna. A la humanidad a pesar de todos los zafarranchos, la unen normas de conducta y, entre sus cartas magnas conseguiremos más semejanzas que diferencias, por lo que espero, puedan poner en su lugar a los que pretenden camuflarse por entre los movimientos lgbt para que la sociedad acepte como normal la práctica de la pederastia. Los medios, reclutados por “los postores” del globalismo y entregados a la ideología de género, pretenden disfrazar sus desaguisados o ignorarlos como en este caso, cuando debieron de haber denunciado en primera página las “tesis” y así evitar la consagración de dos rufianes cuyos frutos perjudicarán con toda seguridad a los jóvenes que caigan bajo sus tutelajes. ¡Ya basta que el poder siga tapando el sol!

El movimiento “Me Too” terminó llevando los huesos del poderoso y abusador empresario de Hollywood Harvey Weinstein, a la cárcel; ¿Pero cuanto no costó? Así mismo, tenemos el caso de las niñas que eran prácticamente secuestradas para ser maltratadas en la tenencia que Jeffrey Epstein convirtió en el prostíbulo de la supremacía mundial y que los lugareños conocían como “la isla del pederasta”.

Estas “tesis” que pretenden legitimar la pedofilia y que, han llevado por desgracia a un par de incoherentes a ser profesores de jóvenes, fueron aprobadas en diferentes años, la primera en 2016 y la segunda en 2020. Los regentes de la casa de estudios, emitieron un comunicado indicando que lamentaban lo ocurrido, aludiendo en su defensa “ que son trabajos académicos ” de corte puramente teórico; sin embargo, comenzaron la investigación de este atropello que ha sido repudiado por académicos, autoridades y ciudadanos en general. Yo, escogí escribir sobre el tema porque es una discusión que hay que tener AHORA y en Venezuela, las noticias están amarradas, más cuando se trata de temas que los zurdos patrocinan y amparan como la ideología de género.

Es intolerable y perniciosa la actitud de todos los que conocieron el contenido de los “trabajos” de estos exalumnos de la universidad chilena y no reportaron a las más altas autoridades o en su defecto, hicieran público el tema implícito.  

Acerca del “lamento” de los directores universitarios quiero decir que, eso de defenderse explicando que es mera teoría, es caca. El mero hecho de dejar sembrar semillas viciosas, inmorales o decadentes, oscurece el pensamiento. Su “teoría” se convierte en imperdonable al otorgarle batuta a personas equivocadas para dirigir la educación de nuestros hijos. Posteriormente, conseguí esta información que me devolvió la esperanza: 25 académicos, seguramente con un coeficiente superior a las que aprobaron las tesis, firmaron una declaración en la que tildan de tibio el “lamento” de las autoridades. Aplausos.

Los padres y en general lectores que tengan la inquietud de conocer el contenido de estos papeles los pueden conseguir en línea. Solo les brindare la información para que puedan localizarlos.

—Primer “trabajo”: el caso del ya “profesor” LEONARDO ALFONSO ARCE VIDAL. Su profesora guía: Olga Grau Duhart.”

Tesis: “Pedófilos e infantes: pliegues y repliegues del deseo” año: 2016.

La dedicación que hace de su obra es ya una “joya”:

“Dedicada a los niños y niñas de deseo inquieto, para que alguna vez puedan tocarse y ser tocados sin miedo ni culpa”. “A los pedófilos de deseo culposo, para que exorcicen su malestar y sus temores por amar a quienes aman”.

—Segundo “trabajo”: El de entonces bachiller, Mauricio Quiroz Muñoz.

Tesis: “El deseo negado del pedagogo: ser pedófilo”.

Profesora guía: Marcia Ravelo Medina. Año 2020.

La introducción es una “máxima”: 

“Una de las labores de la filosofía consiste en destruir los mitos, falsas creencias y superficialidades del sentido común.

O sea, que este señor toma los principios morales como superficialidades del sentido común, sentido éste que priva en nuestra conciencia para advertirnos precisamente de personas como estos dos, cuya inconciencia evidente nos sumerge en el peligro y error.

En conclusión, estas dos tesis aconsejan la inclusión en la sociedad de los pederastas, no solo como seres normales sino necesarios para instruir a los niños sobre los placeres del sexo.

Para cerrar, una buena explicación de lo que es el Sentido común, el mismo que, estos señores aseguran crea superficialidades (cosas sin importancia):

Como sentido común se denomina el conjunto de conocimientos, creencias y explicaciones, fundamentados en la experiencia personal o la sabiduría popular, que son compartidos por una comunidad (familia, pueblo, nación), y que son tenidos como prudentes, sensatos, lógicos y válidos.

El sentido común se basa en la idea de que hay una serie de principios, valores, pensamientos y comportamientos que son compartidos por toda la sociedad y, en consecuencia, comunes a todos.

Facebook Comments
Suscríbete a nuestro Canal de Telegram
https://t.me/ElPeriodicoDelDelta
Revisa nuestra sección de anuncios clasificados
Whatsapp - Telegram

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here