Suspendida la educación para niños migrantes venezolanos en Trinidad y Tobago

397
0
Compartir

Más de 1.500 niños migrantes venezolanos en Trinidad y Tobago se ven afectados por la suspensión del programa educativo Equal Place.

Desde hace más de un mes, los niños inscritos en Igualdad de lugar no tienen sus clases virtuales. Los padres y tutores preocupados por la situación le dijeron a Newsday que los maestros habían dicho inicialmente que los niños estarían de vacaciones después de terminar uno de los períodos. Pero el 30 de abril, se envió un mensaje de WhatsApp a los padres y se les informó que el programa había sido suspendido.

“Tenga en cuenta que nos enfrentamos a una situación bastante desafortunada; el acuerdo con nuestro principal donante finalizó el 31 de marzo y aún no hemos recibido un nuevo acuerdo aprobado”, dice el comunicado.

Equal Place es una intervención temporal para ayudar a los solicitantes de asilo, refugiados y otros niños elegibles (de cinco a 17 años) que necesitan apoyo para acceder a la educación acreditada.

El programa comenzó principalmente en línea en septiembre de 2019, con oportunidades de apoyo presencial. La intervención es un esfuerzo conjunto de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Living Water Community (LWC) y la ONG TT Venezuela Solidarity Network.

Una madre, María Rodríguez, dijo: “Estoy realmente preocupada porque Equal Place es el único programa educativo gratuito al que puede asistir mi hijo. Si Equal Place se suspende permanentemente, mi hijo dejará de estudiar”.

Rodríguez es madre de un niño de diez años. Lleva dos años asistiendo a clases virtuales con la esperanza de poder ingresar al sistema de educación pública.

“Los promotores de Equal Place siempre nos han dicho que el objetivo del programa es que nuestros niños aprendan a hablar inglés para que puedan ser aceptados en las escuelas locales”, dijo.

Desde que comenzó Equal Place, ACNUR, con el apoyo de la iglesia RC, ha realizado esfuerzos para que los niños migrantes venezolanos ingresen al sistema educativo local a través de las escuelas católicas. La idea era preparar a más de 1.500 niños y niñas refugiados.

“Si se descontinúa Equal Place, ¿qué pasará con nuestros hijos?” se preguntó Marcelo Moreno.
Tiene dos hijos, de siete y nueve años. Moreno está preocupado por su educación.
“Lamentablemente, el gobierno de TT no quiere aprobar el ingreso de nuestros niños a las escuelas.

“Ahora tampoco tenemos Igualdad de Lugar. Nos están obligando a que nuestros hijos crezcan sin educación o, en el peor de los casos, enviarlos a Venezuela y separar a nuestras familias”, dijo.

La última información que se les dio a los padres fue a través de otro mensaje de WhatsApp el miércoles pasado.

“Desafortunadamente, aún no podemos reanudar todas las actividades educativas hasta que se complete el proceso de aprobación con nuestro principal donante”, dice el texto.
Newsday, intentó obtener comentarios de ACNUR, Unicef y LWC, pero no tuvo éxito.

Además de los más de 1500 niños inscritos en Equal Place, un número desconocido de niños refugiados que no pudieron ingresar al programa
tampoco están escolarizados.

Cientos de venezolanos regresan semanalmente a su país. Newsday verificó a principios de 2022 en una visita al puerto de Cedros que la mayoría de los viajeros entrevistados son madres o padres con hijos que no pudieron estudiar en TT, ni en el sistema público ni en el privado.

Al ser migrantes, los niños venezolanos no pueden recibir la certificación de nivel avanzado del Ministerio de Educación TT.

En Guyana, informes recientes dicen que más de 700 niños y niñas venezolanos están estudiando en su sistema de educación pública.

TOMADO DE NEWSDAY

Facebook Comments
Suscríbete a nuestro Canal de Telegram
https://t.me/ElPeriodicoDelDelta
Revisa nuestra sección de anuncios clasificados
Whatsapp - Telegram

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here