Ya ha pasado un mes del asesinato de 4 Yanomami en Amazonas y todavía no hay ningún imputado

15
0
Compartir

Ese día se registró un enfrentamiento entre indígenas Yanomami habitantes de un shabono y efectivos de la aviación militar venezolana, que están acantonados en la base de seguridad fronteriza ubicada en la zona de Parima B, luego que los castrenses negaran a uno de los capitanes llamado Sabino Silva, el uso y devolución de un router para acceso a internet que es propiedad de los indígenas.

No fue sino hasta 2 días después que a través de sus redes sociales, el gobernador de Amazonas, Miguel Torres confirmó evento, catalogándolo como “una verdadera tragedia fue ocasionada por algo que pudiese ser visto como algo irrelevante en cualquier otro lugar”.

En la base de seguridad fronteriza de Parima B para el momento del suceso estaban acantonados 17 efectivos militares, quienes estuvieron impedidos de salir de la instalación militar durante 2 semanas por la negativa de los Yanomami a permitir que estos fueran trasladados hasta que no se les atendiera su demanda de justicia por el asesinato de tres hombres y una mujer de ese pueblo indígena.

Tras negociaciones, los indígenas accedieron al traslado de 2 de estos funcionarios castrenses hasta Puerto Ayacucho para que recibieran atención médica el 24 de marzo luego que resultaran también heridos en la pugna con los indígenas, mientras que los 15 restantes fueron trasladados por una comisión mixta de funcionarios de organismos de seguridad a la capital del estado Amazonas el lunes 4 de abril.

Según fuentes periodísticas, estos 15 efectivos militares, entre los cuales están los señalados por los Yanomami de haberles disparado y asesinar y herir a los indígenas, fueron confinados en un comando de la DGCIM en Puerto Ayacucho y quedaron a la orden del Ministerio Público.

En una de las experticias realizadas en Parima B se recolectaron como evidencia criminalística 4 conchas de 9 mm y aproximadamente 70 conchas de fusil AK103 calibre 7,62, según una minuta a la que tuvo acceso Kapé Kapé.

A un mes de haber ocurrido la tragedia, y dado que no hay información oficial al respecto, ninguno de los efectivos militares señalados por los Yanomami de haber disparado contra ellos ha sido presentado en tribunales de la circunscripción judicial del estado Amazonas, lo cual ha debido ocurrir máximo al tercer día después de su traslado a la capital de la entidad.

Esto quiere decir que formalmente no se ha realizado ninguna imputación penal a alguno de los presuntos homicidas de los 4 indígenas Yanomami.

Organizaciones indígenas y defensoras de derechos humanos regionales, nacionales e internacionales, así como personalidades como el vicario apostólico de Puerto Ayacucho, Monseñor Jonny Reyes Sequera, han condenado los sucesos de Parima B y han exigido una aclaración de los hechos y que se determinen las responsabilidades.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos- CIDH, condenó “la muerte de cuatro indígenas Yanomami por parte de agentes militares en Venezuela, e insta al Estado a investigar, juzgar y sancionar a los responsables desde un enfoque de justicia y reparación culturalmente adecuado”.

A un mes del asesinato de estos 3 hombres y una mujer Yanomami, con el gran hermetismo y opacidad que ha existido en este caso, donde la información oficial ha sido casi nula, ningún periodista o defensor de derechos humanos ha podido tener acceso a la zona de Parima B, funcionarios como los de la Defensoría del Pueblo del estado Amazonas han sido prácticamente aislados de las investigaciones.

Líderes Yanomami fueron llevados a Caracas a una reunión con altos funcionarios del gobierno nacional y se habla de acuerdos que aún nadie conoce.

Nota de Prensa Kapé Kapé

Facebook Comments
Suscríbete a nuestro Canal de Telegram
https://t.me/ElPeriodicoDelDelta
Revisa nuestra sección de anuncios clasificados
Whatsapp - Telegram

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here