Rehabilitación del Sistema de Diques en Delta Amacuro se requiere para ayer

169
0
Cortesía
Compartir

Según el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh), publicó en su portal el 12 de abril del año en curso, que los niveles del Caroní y el Orinoco, se anticipan un mes a la temporada de lluvia avanzando en sus cotas el Orinoco superiores al promedio en un 72,5 %, y el Caroní en “tiempo seco” hace lo suyo y colma, o casi, al embalse del Guri, el cual alcanza valores históricos de incremento en un 300% (Notidiario, 13-04-2022). Ya no contamos con la citada represa para “amortiguar” la creciente del Orinoco; y el Caroní, su principal afluente, ahora le vertirá casi por entero su copioso caudal favoreciendo su ascenso.

Quien cita estos importantes datos, es el ingeniero Rogelio Rodríguez Rodulfo, quien considera que la situación es de temer.

Asegura que como cosa muy lamentable, la infraestructura con que cuenta la población deltana para hacerle frente al Orinoco está considerablemente disminuida y precariamente se sostiene en pie.

Recientemente la gobernadora Lizeta Hernández Abchi desde su programa radial informó que la inversión para rehabilitar el sistema de diques de Tucupita sobrepasa los 7 millones de dólares.

“En el transcurrir de casi 30 años las advertencias públicas e institucionales han sido insuficientes, o desoídas, para motivar al Estado Venezolano a realizar y sostener en el tiempo las soluciones requeridas a favor del resguardo, sin temores, del 80% de la población que hace vida en espacios que durante las inundaciones permanecían bajo aguas”, dijo Rodríguez Rodulfo.

¿CON QUIÉN CONTAMOS?

“El Ejecutivo Regional se deshace de responsabilidades y le carga en ese sentido la seguridad de más de dos tercios de la población a una Institución subalterna (CVG), y el Ejecutivo Nacional dice: NO HAY RECURSOS…”

Rodríguez sostiene que “La temida situación actual obliga a desterrar la apatía, indolencia, mezquindades y emprender acciones efectivas a favor de nuestra seguridad. Por tal motivo conminamos a los profesionales organizados gremialmente y entendidos en este tipo de obras que aúpen a sus directivas con el fin de hacer sentir sus competencias y elevar sin demora sus consideraciones relativas al estado de la infraestructura, además de alertar a la ciudadanía sobre los riesgos implícitos; y, con representantes de la comunidad organizada, ayudar a empujar y producir con urgencia soluciones para que el Sistema de Diques continúe resguardándonos y permita, cuando las condiciones sean las apropiadas, su debida restauración.

El ingeniero y productor sostiene que “No se trata en estos momentos de la elaboración de megaproyectos sino de ejercer acciones contundentes con el fin de atender con prontitud los sitios de mayor peligro o los que están “por ceder”, para cuando las condiciones lo permitan realizar la reparación que exige”.

Rodríguez Rodulfo muy responsablemente y con evidencias en mano admite que se trata es de actuar pero ya. El Orinoco no demorará su visita, más bien se apronta, ni tampoco esperará por nosotros”.

Según entendidos en el tema, la crecida este año pudiera superar la de 2018. El Ejecutivo Regional ha venido año tras año, reparando, supervisando, si cabe la palabra vigilando a lo largo y ancho del sistema de diques, pero se hace necesario el cuidado de toda la población. Recientemente se hizo necesario abrir las compuertas de Macagua por la crecida del Caroní. Mientras el caudal de los dos ríos sigue aumentando.

Facebook Comments
Suscríbete a nuestro Canal de Telegram
https://t.me/ElPeriodicoDelDelta
Revisa nuestra sección de anuncios clasificados
Whatsapp - Telegram

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here