20 venezolanas víctimas de maltrato policial en Guyana

149
0
Compartir

Al menos 20 mujeres venezolanas acusan a miembros de la Fuerza de Policía de Guyana (GPF) de agredirlas y robarles miles de dólares estadounidenses y de Guyana durante una redada el sábado pasado en el Hotel y bar Diamond ubicado en George Street Werk-en -Rust, Georgetown. Según una de las mujeres, María Gutiérrez, esta es la segunda vez que los oficiales supuestamente les hacen esto. Dijo que el sábado alrededor de las 23:30 horas, cuatro patrullas se detuvieron frente al edificio e irrumpieron en el predio. “Rompieron la puerta y entraron”, le dijo a Kaieteur News.



Desde entonces, la policía ha confirmado que, de hecho, se llevó a cabo una redada en el hotel basada en denuncias de que allí se estaba produciendo trata de personas. Sin embargo, en lo que respecta a las denuncias de robo y asalto por parte de las filas, el jefe del crimen, Wendell Blanhum, ha aconsejado a las 20 mujeres que presenten un informe a la Oficina de Responsabilidad Profesional (OPR) de la fuerza.


El venezolano continuó diciendo que cuatro mujeres policías entraron junto con varios policías hombres e irrumpieron en el segundo y tercer piso del edificio. Sin decir palabra, explicó Gutiérrez, empezaron a arrancar las cámaras de vigilancia, en las inmediaciones de las habitaciones y empezaron a patear las puertas. Cuando Kaieteur News visitó el hotel, efectivamente, las puertas estaban destruidas. Las camas estaban rotas, los cables de las cámaras de seguridad fueron cortados y arrancados de las paredes. “Comenzaron a sacarnos a rastras de las habitaciones y si nos resistíamos o hacíamos preguntas nos amenazaban con una porra”, dijo Gutiérrez.
Algunos, que al parecer trataron de defenderse de ser agredidos, fueron golpeados por las agentes. Al menos dos de las mujeres mostraron a este reportero las cicatrices y marcas negras y azules que sufrieron por la supuesta agresión que recibieron a manos de las filas policiales. Una de las mujeres dijo que una mujer policía la estranguló con una porra. Gutiérrez agregó que los oficiales luego procedieron a rodearlos, pero antes de hacerlo, según los informes, les quitaron los teléfonos celulares. Luego, sus habitaciones fueron saqueadas, las camas rotas y cuando las mujeres preguntaron a las filas qué buscaban, se negaron a darles una respuesta.

Una de las mujeres recordó que los oficiales usaron un par de tijeras para abrir su desconcertante lata con algunos ahorros que tenía adentro. “Tomaron todo el dinero del interior de la lata desconcertante, incluso revisaron todo bien, bien, nuestras carteras, maletas y otras cosas. Incluso los vimos sacar dinero en efectivo y algunas de nuestras pertenencias pero en ese momento no pudimos verificar qué sacaban de nuestras habitaciones porque era una confusión total”, relató esa mujer.


Después de destruir y saquear sus habitaciones, las mujeres fueron bajadas por las escaleras y abordadas a la fuerza en los cuatro vehículos patrulla que esperaban. Gutiérrez dijo que los agentes los llevaron a la comisaría donde estuvieron retenidos durante horas.
Kaieteur News pudo confirmar con la policía que los extranjeros fueron llevados a la sede del Departamento de Investigación Criminal (CID). Gutiérrez dijo que estando allí los oficiales les dijeron que habían recibido reportes de que eran víctimas de trata. “Les decimos que no es así y que nos alojamos en el hotel por voluntad propia”, relata Gutiérrez. Agregó que otros dijeron que estaban en Guyana ilegalmente. “Les mostramos que tenemos nuestros documentos legales para estar tres meses en el país”.

Después de mantenerlos allí durante al menos cuatro horas, los oficiales les devolvieron sus teléfonos y los liberaron. Gutiérrez, sin embargo, señaló que antes de su liberación, los oficiales los obligaron a firmar un documento que los trataba bien y les daban comida y agua mientras estaban bajo custodia. Según Gutiérrez esto no era cierto. “Solo nos dieron agua, asaltaron y robaron”, iteró Gutiérrez. Una de las mujeres, Wendy, dijo: “Nos arrojaron a las calles oscuras cerca de las 05:00 horas sin dinero ni transporte para ir a casa. Por suerte teníamos nuestros teléfonos y algunos teníamos crédito”.


Varadas en Camp Street frente a la sede del CID, las mujeres comenzaron a hacer llamadas a amigos y taxistas de confianza para pedirles que las llevaran de regreso a los hoteles. “Al llegar allí, comenzamos a llorar”, dijo Gutiérrez. Ella continuó: “Todos nuestros ahorros se habían ido. Algunas de las mujeres planeaban viajar a Venezuela la próxima semana pero ahora eso es imposible”. Wendy dijo que perdió US$500 que había estado ahorrando y también algo de moneda de Guyana.

AGENCIAS


Otro afirmó que perdió US $ 1000 y moneda de Guyana. Las 20 mujeres afirmaron que les robaron dinero en efectivo. Gutiérrez dijo también que además del dinero robado, también les robaron la plancha eléctrica para alisar el cabello y piezas de ropa nueva que habían comprado para sus hijos. Las mujeres relataron que están dispuestas a obedecer a los agentes del orden y facilitar los allanamientos, pero que es injusto que les roben el dinero por el que tanto trabajaron. También es injusto, dijeron, ser maltratados y golpeados por la policía.

AGENCIAS

Facebook Comments
Suscríbete a nuestro Canal de Telegram
https://t.me/ElPeriodicoDelDelta
Revisa nuestra sección de anuncios clasificados
Whatsapp - Telegram

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here