Niño de cuatro años fue mutilado por un rottweiler en Trinidad

8
0
Imagen: referencial.
Compartir

Aún debe realizarse una autopsia en el cuerpo de Amaziah Lewis, de cuatro años, quien fue mutilado hasta la muerte por un rottweiler el domingo.

El perro atacó a Lewis cuando salió de la casa en Savannah Drive, Tacarigua, donde su abuela cuidaba la casa.

Originalmente se informó que el perro pertenecía a la abuela, pero los familiares dijeron que el perro pertenecía al dueño de la casa, que estaba fuera del país.

Los trabajadores que realizaban renovaciones en una casa cercana escucharon la conmoción e intentaron separar al perro de Lewis arrojándole objetos.

Se llamó a la policía y disparó al perro, que también intentó atacarlos.

Hablando con Newsday el lunes, la tía de Lewis, Rechaeline Stewart, dijo que su madre, la abuela de Lewis y sus padres todavía estaban llegando a un acuerdo con su muerte.

El cuerpo de Lewis fue llevado originalmente al Centro de Ciencias Forenses, St James, para una autopsia el lunes, pero luego fue enviado al depósito de cadáveres en Mt Hope. Se espera que la autopsia se realice el miércoles.

La policía dijo que se recopilaron algunas declaraciones de familiares y residentes del área después del ataque del domingo, pero que se realizarían más entrevistas a medida que continúe la investigación.

Lo que dice la ley

La Ley de Control de Perros de 2013, modificada por la Ley de Control de Perros (Enmienda) de 2014, hay seis tipos de perros identificados en virtud de la ley, pero el rottweiler no es uno de ellos.

En este acto, los perros de clase A o peligrosos incluyen American Pit bull terriers, American Staffordshire terriers, Staffordshire bull terriers, Alano Españols, American Bulldogs, Boston Terriers, Bull Terriers, Cane Corsos, Cordoba Fighting Dogs, Dogo Argentinos, Dogue de Bordeaux, English Bulldogs, Bulldogs franceses, Tosas japonesas, Perro de Presa Canarios y Fila Brasileiros

Los demás perros se consideran perros de clase B.

El artículo 18 de la ley dice: “(1) Una persona que tenga un perro de clase A o tenga un perro de clase A en sus instalaciones o que tenga un perro de clase B que haya estado peligrosamente fuera de control en al menos una ocasión deberá exhibido en un lugar destacado de las instalaciones, un aviso que indique que hay un perro de clase A o un perro peligroso de clase B en las instalaciones “.

El incumplimiento de esto se castiga con una multa de $ 10,000.

El artículo 19 (2) dice: “Cuando un perro de clase A mata a una persona o causa la muerte de una persona, sin una causa razonable, el dueño o cuidador del perro comete un delito y, en caso de condena sumaria, puede pagar una multa de 200.000 dólares y a diez años de prisión “.

Fuente: Newsday

Facebook Comments
Suscríbete a nuestro Canal de Telegram
https://t.me/ElPeriodicoDelDelta
Revisa nuestra sección de anuncios clasificados
Whatsapp - Telegram

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here