Compartir

Tucupita.- El asombroso precio de la carne se ha convertido en un verdadero lujo para la gran mayoría de los hogares deltanos.

Al menos en 9.600.000 bolívares se puede conseguir el kilo en algunos frigoríficos de la ciudad lo que representa un golpe para quienes dependen de una nómina.

Según señalan los mismos comerciantes la gente mayormente compra es la carne molida o para guisar y la rinden con papa, zanahoria y otras cosas para que alcance para varios días.

Otros prefieren comprar el hueso rojo que se consigue en tres kilos por un dólar y hacen su sopa con bastantes verduras, en especial los fines de semana.

Luisa Marcano, ama de casa, aseguró que no pudo comprar carne de res con ese ingreso mensual. “Mi esposo es trabajador de una institución pública y cómo adquiero carne si la más barata cuesta casi los 4 dólares; es imposible vivir así, dijo.

Deja un comentario