Compartir

Darío Graffe, habitante de Guasipati, denuncia las fallas con el servicio eléctrico, lo que se traduce en cortes eléctricos programados o no por Corpoelec.

«Dejan sin el servicio eléctrico a la población de Roscio y municipios vecinos durante 72 horas o en el peores de los casos una semana», asegura el luchador social.

«Esto es dramático, lo que vivimos en esta zona, no bastó conque nos dejaran sin agua, sin gasolina, sino que ahora nos quitan la luz en medio de una pandemia que está en pleno rebrote», cuestiona Graffe. 

«Este gobierno nefasto sigue castigando a los pobladores y además ha sido incapaz de realizar mantenimiento preventivo y correctivo de las estaciones eléctricas que alimentan la zona sur, las líneas de alta tensión que provienen de nuestras hidroeléctricas, años que no le realizan mantenimiento contínuo, la demanda ha aumentado en estos tiempos por la sobrepoblación en los municipios mineros», afirma Graffe.

Aseguró que si continúan racionando (el servicio), quitando energía con estos cortes no programados, afectará de manera rotunda al sector comercial, el cual se ha visto en los últimos tiempo muy afectado en medio de esta pandemia, que solo abren sus puertas hasta el mediodía. 

«El exhorto es a los entes encargados de esta materia, para que se aboquen cuanto antes a resolver esta triste situación dramática que viven los pobladores del sur del estado Bolívar», concluyó diciendo el bachiller Darío Graffe González.

Deja un comentario