Enfoque, respeto y humildad siempre: Crónicas de migrantes en Chile

19
0
Compartir



Esa es la carta de navegación como médico y migrante de Angélica María Aranguibel Barboza, una gineco-obstetra zuliana de 33 años que crece en el campo profesional en Chile.

Angélica llegó a Santiago en febrero de 2019 con Visa de Turista y mientras se establecía, y solicitaba Visa Profesional, comenzó a trabajar en terreno, en la venta de productos de limpieza para automóviles y casas.

“Luego me dieron la oportunidad de trabajar en la tienda Pandora, en Parque Arauco. Ese trabajo me permitió poder mantenerme acá mientras estudiaba para presentar mis exámenes de reválida”, recuerda esta graduada como médico cirujano en 2011, con especialización en gineco-obstetricia en la UCV.

Tras aprobar el examen teórico-práctico de medicina general (Eunacom), Aranguibel escaló posiciones al incorporarse primero al Centro Asistencial Ñuñoa y después en diversos proyectos: Hospital de Buin, Centro Médico Santa Catalina, Centro Médico Caridad del Cobre y Centro Médico Medicuba.

Su sello es la excelente comunicación con sus pacientes, la cercanía y sus conocimientos. “Siempre tengo por mi especialidad, pacientes mujeres evidentemente, pero hasta los esposos y novios quieren que los trate también. La experiencia acá ha sido maravillosa. Afortunadamente he visto generaciones completas de abuelas, madres e hijas”, resalta.

Hoy, Aranguibel forma parte del equipo élite de especialistas de la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Salud y, en el marco de la pandemia de Covid-19, del personal que batalla en primera línea contra el coronavirus, una experiencia fuerte, con jornadas de trabajo de 24 horas seguidas con día intermedio de descanso, pero Angélica, además de humana, es optimista por naturaleza. Lo remarca con una permanente sonrisa.

Al referirse al Covid-19 reflexiona sobre su impacto. Aún tiene en mente el rápido deterioro de un paciente de 48 años. “Se fue directo a UCI. Horas antes de ingresar estaba como si nada y me decía que se sentía bien. Yo sabía que no estaba bien. Y aún sigue bajo ventilación asistida”, concluye.

#HistoriaDeMigrantes

TOMADO DE CRÓNICAS DE CHILE

Facebook Comments
Suscríbete a nuestro Canal de Telegram
https://t.me/ElPeriodicoDelDelta
Revisa nuestra sección de anuncios clasificados
Whatsapp - Telegram

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here