A un mes de la tragedia: Gobierno trinitario se defiende ante acusaciones por ahogamiento de venezolanos

127
0
Compartir

UN MES después de la trágica muerte por ahogamiento de al menos 33 personas en el mar frente a Guiria en Venezuela, este país todavía es culpable de ese incidente con el gobierno llamando a la Organización de Estados Americanos (OEA) el martes por lo que describió como un Difusión deliberada de información incorrecta con el objetivo de mancillar y empañar el buen nombre y reputación internacional de TT.

Se creía que los migrantes, incluidos niños, se dirigían a Trinidad en un pequeño bote “Mi Recuerdo” el 6 de diciembre, cuando se hundió en un mar embravecido y los cuerpos comenzaron a flotar y arrastrarse a tierra en Venezuela en los días siguientes.

Un comunicado de la OEA del 30 de diciembre decía: “Los restos de 33 migrantes venezolanos que huyeron de su país por mar, incluidos menores, han sido encontrados en la frontera marítima entre Venezuela y Trinidad y Tobago”.

Esta declaración titulada Nuevo informe advierte que el número de refugiados y migrantes venezolanos podría aumentar a siete millones en 2021, también se refirió a un informe de la OEA a principios de diciembre que decía que cada vez más venezolanos que arriesgaron sus vidas en el mar, desaparecieron o murieron tratando de llegar a un isla caribeña sin nombre (se presume que es Trinidad).

“El 12 de diciembre se notificó y alertó a esta oficina sobre el hundimiento de una embarcación con un grupo indeterminado de personas que salió de la costa de Venezuela hacia Trinidad y Tobago unos días antes del 12 de diciembre, fecha en la que comenzaron a aparecer sus restos. Los primeros cadáveres se habrían encontrado a 6.3 millas náuticas de la ciudad de Guiria, Sucre, dentro de la jurisdicción de Venezuela ”.

El informe dijo que las 33 víctimas habían salido de Venezuela para encontrarse con familiares en Trinidad y huir de la emergencia humanitaria de Venezuela y el colapso de servicios básicos como agua y electricidad. Dijo que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha pedido a Venezuela y TT que emprendan de inmediato “una investigación seria, imparcial y efectiva sobre estos hechos”. El Ministerio de Relaciones Exteriores y Asuntos de la Caricom emitió el martes un severo comunicado reprendiendo a la OEA.

GRAVE PREOCUPACIÓN

“El Gobierno de Trinidad y Tobago ve con grave preocupación la continua campaña de desinformación generada por la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y su intento deliberado de empañar el buen nombre y reputación de TT”.

El ministerio golpeó el comunicado de la OEA. “Hizo referencia a la trágica pérdida de la vida de 33 venezolanos, pero afirmó de manera inexacta que los restos de los fallecidos fueron encontrados ‘en la frontera marítima de Venezuela y TT’. Los registros de hechos han detallado que el incidente ocurrió en aguas venezolanas frente a la costa. de Guiria.

“Utilizar la trágica circunstancia e, incluso, la muerte de ciudadanos venezolanos, de tal manera es desagradable, reprobable y va en contra del propósito de la Organización y su Secretaría General”. El Gobierno pidió a la OEA que cese esta actividad.

“El rumbo actual de la OEA puede resultar en un daño incalculable a la integridad de la organización y la confianza depositada en ella por sus legítimos miembros”.

La ministra de Relaciones Internas (MRI) de Venezuela, la almirante en jefe Carmen Meléndez, en un comunicado del 25 de diciembre, había dicho que los muertos se encontraban entre las 41 personas en un bote construido para ocho que partió de manera encubierta el 6 de diciembre desde Guiria, Sucre. , en mares agitados y sin chalecos salvavidas.

Luego, el bote volcó 11 millas náuticas de Guiria, lo que provocó los ahogamientos, dijo la resonancia magnética. Newsday preguntó a la ministra de Relaciones Exteriores, la Dra. Amery Browne, si el comunicado oficial venezolano había eximido a TT de cualquier culpa por la tragedia, conocida en Venezuela como “naufraga” o naufragio.

Browne respondió: “Cualquier declaración que sugiera que esos ahogamientos ocurrieron en aguas de TT, o en la frontera entre Venezuela y TT, o debido a la participación de cualquiera de los oficiales de servicio de TT, deben considerarse como evidentemente falsas. Tales declaraciones no están respaldadas por los hallazgos del MRI, ni por la Guardia Costera de TT, ni por ninguna entidad que haya analizado la situación en términos de hechos objetivos”.

NARRATIVA PELIGROSA

Newsday preguntó si el efecto de la declaración de la OEA fue alimentar una narrativa de que TT es culpable. Browne respondió: “Lo que hemos visto son intentos de elaborar una narrativa peligrosa y una campaña diseñada para utilizar esas trágicas muertes venezolanas como un ataque contra la nación de Trinidad y Tobago.

“Parece ser muy importante para los participantes en esa falsa narrativa transferir esos ahogamientos a aguas TT o literalmente a la frontera entre los dos países. Trinidad y Tobago ha respondido enérgicamente a tales intentos y continuará haciéndolo en la OEA y en todos los demás foros donde sea relevante”.

Un portavoz de la UNC, contactado el martes, dijo que el gobierno era el culpable de la falta de una política migratoria clara y no asegurar las fronteras de TT.

“No hubiéramos llegado a esta situación si el gobierno realmente lo hubiera dicho en serio cuando dijo que las fronteras estaban cerradas. La gente está ingresando a TT sin control por covid19 y los informes dicen que la gente está viniendo a tener bebés en los hospitales de TT y luego regresa “, dijo el funcionario de la UNC que pidió no ser identificado.

El portavoz dijo que si bien el ministerio se quejó del informe de la OEA, ignoró la mayor parte del informe de la OEA sobre la crisis humanitaria en Venezuela, además de las recientes denuncias de la ONU sobre crímenes de lesa humanidad cometidos por el gobierno de Maduro.

“¿Por qué ignorar la totalidad del informe de la OEA? ¿Por qué elegir solo una parte? “

El portavoz dijo que el Gobierno ha reivindicado una política de no injerencia hacia Venezuela, pero sus comentarios suelen favorecer al gobierno de Maduro.

GUERRA DE PALABRAS

Mientras tanto, unos 16.000 venezolanos que recibieron las tarjetas de registro de migrantes en diciembre de 2019, lo que les permitió quedarse y trabajar legalmente en TT durante un año, ahora esperan una extensión de seis meses prometida el mes pasado por el Primer Ministro.

La guerra de palabras entre el Dr. Rowley y la OEA no muestra signos de disminuir. En enero de 2019, dijo que TT había actuado en su propio interés en la OEA al abstenerse en una votación para rechazar la legitimidad de Maduro, diciendo que TT tiene buenas relaciones con su vecino y preguntando: “¿Quién está a cargo de Venezuela? Entonces, ¿por qué finges que no es así?

En octubre de 2019, Rowley dijo que se había quejado ante la ONU sobre una votación de la OEA en virtud del Tratado de Río para considerar a Venezuela un riesgo para la seguridad y aprobar la intervención militar en ese país.

En noviembre de 2020, en una publicación de Facebook, acusó a la OEA y al gobierno de los EE. UU. De haber declarado virtualmente la guerra a TT por no apoyar el cambio violento de régimen en Venezuela.

El primer ministro también acusó a la OEA de desencadenar la afluencia de migrantes venezolanos a TT, a lo que el embajador de Estados Unidos, Joseph Mondello, replicó culpando de la migración al gobierno de Maduro.

En diciembre de 2020, en una sesión informativa posterior al Gabinete, Rowley dijo que TT permanecería en la OEA pero no se comportaría como ovejas y no votaría en resoluciones siempre que la asamblea incluyera a un representante del político venezolano Juan Guaidó. Al decir que TT solo ha mostrado amor fraternal a los migrantes venezolanos, Rowley dijo que TT no participó en los ahogamientos.

En el Senado, el mes pasado, el ministro de Seguridad Nacional, Stuart Young, culpó de la tragedia al tráfico de personas y disipó rotundamente las especulaciones sobre el papel de la guardia costera.

La cuenta de Twitter de la Embajada de Estados Unidos había tuiteado el mismo informe de la OEA que provocó el comunicado de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores y Asuntos Caricom.

Esta historia se publicó originalmente con el título “Gobierno: OEA empañando a TT por la tragedia del ahogamiento en Venezuela” y se ha ajustado para incluir detalles adicionales. Vea la publicación original a continuación.

EL Gobierno acusó este martes a la Organización de Estados Americanos (OEA) de intentar deliberadamente empañar el buen nombre de este país por el ahogamiento de unos 33 migrantes venezolanos que se dirigían a TT en un pequeño bote, Mi Recuerdo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Asuntos Caricom emitió un severo comunicado, titulado: El Gobierno de TT pide a la OEA que cese la campaña de desinformación.

La ministra de Relaciones Internas (MRI) de Venezuela, almirante en jefe Carmen Meléndez, en un comunicado el 25 de diciembre, dijo que los fallecidos se encontraban entre las 41 personas en un bote construido para ocho que había zarpado encubiertamente el 6 de diciembre desde Guiria, Sucre mares agitados y sin chalecos salvavidas. Luego, el barco zozobró 11 millas náuticas de Guiria, lo que provocó los ahogamientos.

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Asuntos de la Caricom dijo: “El Gobierno de Trinidad y Tobago ve con grave preocupación la continua campaña de desinformación generada por la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y su intento deliberado de empañar el buen nombre y reputación. de TT “.

El comunicado se quejó de un comunicado de la OEA el 30 de diciembre de 2020, titulado Nuevo informe advierte que el número de refugiados y migrantes venezolanos podría aumentar a 7 millones en 2021.

“Hizo referencia a la trágica pérdida de la vida de 33 venezolanos, pero afirmó de manera inexacta que los restos de los fallecidos fueron encontrados ‘en la frontera marítima de Venezuela y TT’. Los registros de hechos han detallado que el incidente ocurrió en aguas venezolanas frente a la costa. de Guiria.

“Utilizar la trágica circunstancia e, incluso, la muerte de ciudadanos venezolanos, de tal manera es desagradable, reprobable y va en contra del propósito de la Organización y su Secretaría General”.

El Gobierno pidió a la OEA que cese esta actividad.

Dijo: “El rumbo actual de la OEA puede resultar en un daño incalculable a la integridad de la organización y la confianza depositada en ella por sus miembros legítimos”.

TT Newsday

Facebook Comments
Suscríbete a nuestro Canal de Telegram
https://t.me/ElPeriodicoDelDelta
Revisa nuestra sección de anuncios clasificados
Whatsapp - Telegram

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here