Los dos Jesús

66
0
Compartir

Por Crisanto Gregorio León

Solo ubíquese en tiempos modernos y en algún país donde la corrupción sobreabunde y los corruptos se la den de bonachones e inofensivos muchachos que cometen delitos abiertamente, entre tantos otros como el de peculado. 

Pero imagínense nada más por ejemplo que en los dos episodios donde Jesús el Nazareno  multiplicó los peces y los panes,  que otro Jesús, un Jesús bizarro, o sea Satanás, le propusiera en ocasión de esa abundancia formar parte de una asociación para delinquir, para cometer delitos de manera reincidente y continuada  y se convirtiera entonces Jesús en un archivillano como el Superman bizarro y pasará a integrar parte de una legión del mal.  Hipótesis cuya materialización sólo es querida por almas endemoniadas que ya tienen su alojamiento reservado en el seol.

Recreen pues en sus mentes,  un suceso bíblico metamorfoseado ex profeso, allende el Mar de Galilea, pero con los medios de transporte y las tecnologías actuales, donde un Jesús bizarro al verse lleno de comida en abundancia, por los peces y los panes multiplicados, le diga a Jesús el Nazareno, mantengamos en secreto la real cantidad de comida que nos ha llegado, la mitad de todo esto es mía porque yo la conseguí y porque yo soy quien dirige. La otra mitad la dividimos en dos partes una  parte es para los doce discípulos  y sus familiares para que no nos descubran  y únicamente repartiremos entre la otra gente una cuarta parte y de la siguiente manera  : la dividimos en tantos pedacitos como personas hayan , así la cuarta parte que vamos a repartir , la fraccionamos también en cuatro partes, búscate la sierra y nadie se irá descontento porque a todos le daremos , solo que les daremos menos porciones y más pequeñas;  los hacemos firmar que han recibido su pedazo , así guardamos para los archivos la constancia de la gente declarando conforme, solo que en ninguna línea dice la cantidad real , ni el tamaño , ni el peso de lo que están recibiendo y nos robamos toda la comida en las narices de todos. Pero llévate ya las tres cuartas partes nuestras en las camionetas y que nadie te vea montando la carga, recuerda que los escribas todo lo narran y lo describen. Y si te preguntan algo, te la das de arrecho, contestas gritando y agitandolos brazos para que se asusten y la gente coja miedo  y ya nadie te  preguntará nada. Hazte el cretino. Y pones mala cara.

Desgraciadamente son las acciones del maligno, de apoderarse lo que no le pertenece y de hacer pecadores y criminales a otros ofreciéndoles y concediéndoles lo que no le pertenece. Sin equivocación alguna, el Diablo, Satanás arranca a Dios  las almas que se prestan a su juego, ofreciendo y dando a los hijos de Dios lo que este Jesús bizarro malvado no ha creado porque no es el creador, pero que ya existen y forman parte del universo. Así los corruptos se apropian de los recursos de las instituciones y se creen sobrados de astucia, de que nadie descubrirá sus perfiles y sus patrones, que nadie descubrirá su modus operandi.

En Mateo 4:7, podemos leer “No tentarás al Señor tu Dios”.». Pero Satanás entonces ,  nunca deja de tentar a los hijos de Dios, para saberse que tiene el control y manejar a todo el que esté descuidando su alma, a gente sin criterio , a personas a las que les dice:  hagan esto y digan lo otro , no le hagas caso a aquel y búrlate de este otro, provoca a fulano , no le des importancia a mengano, irrespeta a aquel , etc. etc. ,  en fin manipula a todo el que se deja manipular y a inocentes que no saben que son títeres del demonio y hacen lo que el Jesús bizarro les indica.

Jesús es tentado y le dijo Satanás: Todo esto te daré, si postrándote me adoras. Entonces Jesús le dijo: ¡Vete, Satanás! Porque escrito está: “al señor tu Dios adorarás, y sólo a Él servirás. El Diablo entonces le dejó; y he aquí, ángeles vinieron y le servían.

Jesús el Nazareno, jamás se dejaría tentar, ni usar de nadie, ni por nada y menos por un Jesús bizarro. ¿Y tú? ¿Acaso te postras y adoras al Jesús bizarro?, ¿Acaso no sabes que los delitos que cometes por orden y cuenta de un Jesús bizarro son personales y no te valdrá como excusa que recibiste órdenes superiores? ¿Acaso no sabes que además de estar violando las leyes de los hombres, también estás violando las leyes de Dios?

Qué diría tu padre y tu madre de ti, cuando te formaron con principios y ahora eres peor que un azote, una lacra social, y    – quod caelum et infernum, spectant te exspectat – el cielo te está mirando y el infierno te está esperando.

Facebook Comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here