No importa un mal tiempo, el ambiente lo ponemos nosotros

142
0
Compartir

A falta de pocas horas para despedir el 2020, los ánimos empiezan a acomodarse sobre una balanza, allí, entre lágrimas, acompañadas de alegrías y de nostalgias, se va un año más, pero no uno más, fue “El 2020”.

Un año lleno de dificultades pero también de aprendizajes. La humanidad empezó a darle mayor valor a la vida, esa que no se reemplaza por las grandes riquezas del mundo.

En Delta Amacuro las personas se caracterizan por ser bondadosas y con ganas de salir adelante pese a las adversidades.

Es el caso de la licenciada Lilibeth Aliendre, residente de la Av. Arismendi, a la altura de la plaza Vargas de la ciudad de Tucupita. Una mujer emprendedora que no ve excusas para tener una Navidad y recibir un feliz año junto a sus allegados.

Ella ha querido motivar a sus vecinos de que sí se puede hacer buenas cosas por este Delta, hay mucho por hacer, “porque no importa un mal tiempo, el ambiente lo ponemos nosotros”.

Lilibeth ama la creatividad. Es por ello, ha elaborado un pesebre, el nacimiento que simboliza la llegada del Niño Jesús a este mundo. Lo ha hecho frente a su casa, a la vista de todos.

Uno que ha llamado la atención de todos. Ha gustado. Allí se toman selfies y es comentado positivamente. Los materiales para su elaboración son todos de provecho o reciclables, como guste llamarlos.

La licenciada con su iniciativa les desea que todos los deltanos reciban un año feliz, a pesar de que fue uno difícil, donde se ha perdido seres queridos, pero insiste en que hay que levantarse y seguir luchando.

Ella misma es recordada por ser la creadora de la mascota de los juegos laborales del año 2010, “Rodo”, en memoria del fallecido Rodolfo Rojas, quien dedicó labores en Indeda.

Facebook Comments
Suscríbete a nuestro Canal de Telegram
https://t.me/ElPeriodicoDelDelta
Revisa nuestra sección de anuncios clasificados
Whatsapp - Telegram

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here