UNT Delta fijó posición ante situación del trabajador venezolano

95
0
Compartir

Comunicado de la Coordinación de Educación UNT Delta Amacuro

A TODOS NUESTROS DOCENTES, PADRES Y REPRESENTANTES

Debido a la difícil situacion en la que padece la nación, y que sin duda alguna ha desestabilizado todas las órdenes de la vida no sólo del Educador sino del trabajador venezolano en general, por una crisis económica que ha puesto en descenso la labor del trabajador en todo los ambitos y nos ha obligados a sufrir las carencias de alimentos e insumos mínimos de vida, porque nuestro salario se encuentra muy por debajo de las cesta básica. Y segundo por una pandemia que ha puesto en riesgo la vida de todos los seres humanos; quienes deben para preservar su salud y la de sus familias.

La carencia de los productos alimenticios, la hiperinflación, han hecho de nuestro salario, una remuneración insuficiente para cubrir las necesidades básicas minimas; lo que violenta nuestros derechos, consagrados en la Constitución Nacional, en su artículo 91:

Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales. Se garantizará el pago de igual salario por igual trabajo y se fijará la participación que debe corresponder a los trabajadores y trabajadoras en el beneficio de la empresa. El salario es inembargable y se pagará periódica y oportunamente en moneda de curso legal, salvo la excepción de la obligación alimentaria, de conformidad con la ley. El Estado garantizará a los trabajadores y trabajadoras del sector público y del sector privado un salario mínimo vital que será ajustado cada año, tomando como una de las referencias el costo de la canasta básica. La ley establecerá la forma y el procedimiento.

Sin embargo, y pese a todo este conjunto de situaciones, la Zona Educativa #23 Delta Amacuro, bajos las directrices del Ministerio del Poder Popular para la Educación, plantean la aplicación de una metodología “on line”, “a distancia”, pero no toman en cuenta que no todos los estudiantes y los docentes contamos con equipos y servicios tecnológicos (computadoras, laptop, Tablet, celulares, señal de internet); Obligando a los docentes, tantos de las escuelas públicas como privadas a emprender el desarrollo educativo en precarias condiciones. Proponen igualmente, en las mal llamadas semanas de flexibilización, “uno o dos dias de jornadas de asistencia pedagógica” sin tomar en cuenta la falta de gasolina y el circulante efectivo, que obstaculiza la fluidez y uso del transporte, además de la falta de recursos de bioseguridad en la institución, para el resguardo del personal y la recepción de los representantes y estudiantes.

Todo esto, vislumbra una realidad poco apetecible, pues la situaciones pandemia – económica se convierten un coctel maléfico que atentan contra la salud físico-mental de todos los trabajadores de la Educación, llamese Docente, administrativo, obreros, padres o Representantes, nuestra misión es brindar una educación de calidad, como lo contempla el artículo 103 de nuestra carta magna: “Toda persona tiene derecho a una educación integral de calidad, permanente, en igualdad de condiciones y oportunidades, sin más limitaciones que las derivadas de sus aptitudes, vocación y aspiraciones.”

Por tal motivo hago un llamado de reflexion para todo el personal que labora en el ambito de Educación en Venezuela y en especial las del Delta Amacuro, que las condiciones no están dadas para implantar y continuar esta modalidad educativa, que devalúa el proceso pedagógico. Como docentes comprometidos con la Educación de nuestro país y como padres de familia, no podemos seguir sosteniendo este “engaño educativo” que afecta a nuestros estudiantes, al no recibir la educación que se merecen, y a nuestras familias, al no proveerla de lo necesario para sus necesidades básicas.

Por una mejor Venezuela, Por nuestros hijos y estudiantes, con la mano en el corazón, debemos comprometernos de defender nuestro derecho a brindar una calidad educativa y recibir un salario justo para todo los trabajo del sector Educativo y en general Levantamos nuestra voz y decidamonos PARALIZAR NUESTRAS ACTIVIDADES Y UNIRNOS AL RESTO DE DOCENTES QUE ESTÁN EN PIE DE LUCHA, hasta tanto no se nos sean concedidas las mejoras para la calidad educativa y un sueldo digno.

Asi nos juzguen, el tiempo y la historia nos dará la razón, la lucha es de todos y para todos.

Iskander Marcano
Coord. De Educación UNT Delta Amacuro.

Facebook Comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here