Nuestra Optica: Yo Claudio agarrado de manos con el eructo

96
0
Compartir

Gerónimo Figueroa Figuera
CNP: 569

La verdad es que llegar a la edad que tiene Claudio Fermín cometiendo actos medio sospechosos en la política que dejan a la libre interpretación un abanico de creencias ligados a la corrupción, es como no quererse a sí mismo ni respetar a su propia familia. Primero prestarse para validar fraudes electorales como los convocados por Maduro para el próximo 6 de diciembre 2020, donde la mayoría de los venezolanos ya tiene en sus mentes como serán esos resultados. Luego para rematar postula en las listas de su partido para diputados a ciertos individuos con cero credibilidad, moral y ética, como el general de la guardia nacional Luis Felipe Acosta Carlez, mejor conocido como el gobernador eructo.

Yo Claudio en esta “aventura” electoral, primero hizo llave con otro personaje cuya credibilidad también está muy cuestionada como lo es Juan Barreto. En esas andanzas de manos agarradas Barreto en varias oportunidades sugirió que Maduro debía integrar un gobierno de unidad donde el vicepresidente ejecutivo de la republica fuese un “opositor”, e inmediatamente la gente pensó y sacó conclusiones que ese opositor del que hablaba Barreto era el mismísimo Claudio Fermín, el de la voz aterciopelada, con pasantía por Hawar pero que escribe eructo con p y no c como es lo correcto, cuando para justificar al general Acosta Carlez en las planchas del partido Cambiemos, sostuvo que ese episodio del general fue un error comunicacional. Sin embargo, ese general en esa oportunidad cuando era gobernador ejecutó un acto de soberbia y abuso de poder al eructarle a una periodista de televisión en la cara cuando cubría la incautación de mercancía propiedad de una embotelladora de refrescos.

Si hacemos un planeo del camino transitado por Claudio Fermín, la conclusión es que ese individuo con sus últimas actuaciones tiró al cesto de la basura todo un capital político que tenía acumulado. A finales de 1992 Claudio Fermín se convirtió en una esperanza para la militancia de Acción Democrática, cuando se postuló en las elecciones primarias contra el poderoso aparato de control partidista que tenía Luis Alfaro que apoyaba al banquero Carmelo Lauría. En esa oportunidad en lo personal me uní a un grupo de compañeros para hacer campaña a favor del negro Claudio y cuando ganamos seguimos con ese apoyo para las presidenciales de 1993, donde llegó segundo después de Rafael Caldera.

Luego para las elecciones presidenciales del año 2000 Claudio se postuló nuevamente como candidato. En ese entonces yo era el director de la Unidad de Medios de la campaña electoral de Guillermo Call que aspiraba la gobernación de Monagas, Call estaba postulado por AD, y ese partido al igual que el resto de la Coordinadora Democrática en una vaina de locura histórica apoyaban al comandante Arias Cárdenas, quien había participado junto con Chávez en el golpe contra el presidente Pérez en 1992. En ese momento le dije a Call que no votaría por el golpista Arias Cárdenas y que mi voto presidencial era para el negro Claudio Fermín por ser el único candidato civil y no golpista. Call me dijo, “vas perder tu voto”.

Para las elecciones de gobernadores y alcaldes de 2008 cuando la UNIDAD democrática postuló a Antonio Ledezma para la alcaldía metropolitana de Caracas y a Stalin González para la alcaldía del municipio Libertador de Caracas, Claudio mostró las costuras poco unitarias cuando de forma soberbia se postuló para la alcaldía del municipio Libertador y los pocos votos que sacó le hicieron falta a la formula unitaria. En esos momentos amigos muy cercanos a Claudio le mostraban las encuestas donde no le daban ningún chance pero él decidió mantenerse hasta el final. Al parecer Claudio presuntamente mantuvo la candidatura para poder solicitar dinero a ciertos empresarios del calzado en Catia. Igualmente se especuló cuando en 2018 fue jefe de campaña del candidato Henri Falcón, presuntamente lo habría hecho a cambio de muchos billetes verdes.

Con todos esos antecedentes con verdades o no, mas el agregado de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre 2020 que ya estaría decididas, donde Nicolás Maduro se cogería 184 diputados que representan dos tercios de la cámara y el otro tercio de 92 diputados lo repartirá entre los partidos y grupos políticos que apoyan el fraude. Por tal razón el cne ilegitimo al no haber cama para tanta gente, aumento de 167 diputados actuales a 277 a nombrar el 6 de diciembre 2020. En ese sentido la gente comienza a especular en cuanto estará cotizándose un “puesto salidor” en las listas de los partidos que apoyan el fraude electoral, como pudiera ser el caso específico del general eructo de la guardia nacional, Luis Felipe Acosta Carlez, postulado por el partido de Claudio Fermín.

Yo Claudio dice que “Acosta Carlez fue un buen gobernador”, sin embargo, el intergaláctico lo botó no por los presuntos de corrupción cometidos en la gobernación porque eso es normal en la revolución, sino porque al parecer se lo cogió todo y compartió con nadie. Bueno, las máscaras se caen.

UNETE A: @lodicetodo
[email protected]
[email protected]

Facebook Comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here