Con ventas o trueques, Nurkis no deja que la mesa de su casa se quede sin comida

143
0
Compartir

Nurkis Moreno, indígena warao oriunda de la comunidad de Araguaimujo, municipio Antonio Díaz, Delta Amacuro, madre de 4 hijos. Desde muy pequeña se ha dedicado a la elaboración de artesanías con material de la “bora, y cabuya de moriche”.

Moreno, relata como bajo el inclemente sol debe caminar para tratar de expender sus artesanías para poder llevar algo de comida a su familia, de lo contrario no comen nada.

“Yo madrugo haciendo los bolsos y los sombreros, llego hasta las cuatro de la mañana, para poder vender algo, sino no comemos nada”.

Además de expender sus artesanías, la joven madre explicó que en varias oportunidades ha realizado trueques con la intención de conseguir comida.

“A veces hago trueques, cambio un bolso mediano por tres productos, y de esa manera consigo algo que llevarle a mis hijos”.

Moreno explicó que una vez terminado su bachillerato comenzó a estudiar la carrera de enfermería, pero debido a que la situación de la alimentación empezaba a agravarse, decidió empezar a trabajar.

A los 19 años de edad fue llevada a Ciudad Bolívar para trabajar en la casa de una familia, donde trabajó por tres años, para luego regresar a Delta Amacuro  donde formó su familia.

A pesar de que no pudo concretar su carrera, Nurkis asegura que si se le presentara la oportunidad, terminaría la carrera de enfermería porque es el sueño que ha tenido desde muy pequeña.

La madre warao envió un mensaje a todas las mujeres warao que de alguna manera se sienten apenadas de expender sus productos al pueblo criollo.

“Le envió un mensaje a todas mis paisanas a no tener pena para salir a vender sus artesanías, salgan y demuestren lo lindo que son nuestras elaboraciones de bolsos, sombreros, jarrones y más”.

KAPÉ KAPÉ

Facebook Comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here