Se hundió barco en Japón con 43 tripulantes y 6.000 vacas

78
0
Compartir

Se hundió barco en Japón en el que viajaban 43 miembros de la tripulación y cerca de 6 mil vacas, luego de emitir un pedido de socorro en medio de un tifón cerca de las costas occidentales de Japón, informó el único superviviente rescatado hasta el momento por la guardia costera japonesa.

El «Gulf Livestock 1» hizo un llamado de socorro a primera hora del miércoles, cuando se encontraba a 185 km de la isla japonesa Amami Oshima, en el suroeste de Japón.

A última hora del miércoles, los socorristas de la guardia costera encontraron a un superviviente, un filipino de 45 años jefe de oficiales, que dijo que se había puesto un chaleco salvavidas y se lanzó al agua tras hacer un llamado a sus colegas a bordo.

Según el único superviviente hasta el momento, el motor del buque se paró y una ola lo volcó, antes de hundirse, anunció la guarida costera en un comunicado, que no ofrece más detalles sobre el momento del hundimiento.

Según el único superviviente hasta el momento, el motor del buque se paró y una ola lo volcó, antes de hundirse, anunció la guarida costera en un comunicado, que no ofrece más detalles sobre el momento del hundimiento.

Tres buques de la guardia costera, cinco aviones y buceadores trabajan en la operación de rescate, según información.

 La tripulación del carguero incluía a 39 marineros de Filipinas, dos de Nueva Zelanda y dos de Australia. No será sencillo su rescate porque tras el primer tifón, ahora llega otro de nombre Haishen, que golpeará este fin de semana el suroeste de Japón.

Según han informado varios medios de Nueva Zelanda, se han encontrado decenas de vacas muertas frente a la costa este de China. Tras la tragedia, el Ministerio de Industrias Primarias del país del Pacífico suspendió temporalmente las solicitudes de exportación de ganado.

En el navío habían 5 mil 800 vacas a bordo.

Marianne Macdonald, coordinador de las campañas de una organización animalista en Nueva Zelanda llamada Safe, dijo que el suceso demostró los riesgos del comercio de exportación de animales vivos. «Estas vacas nunca deberían haber estado en el mar. Esta es una crisis real y nuestros pensamientos están con las familias de los 43 tripulantes que están desaparecidos con el barco. Pero quedan interrogantes, incluido por qué se permite que continúe este comercio», declaró Macdonald.

Wayne Langford, portavoz de bienestar animal de los granjeros federados de Nueva Zelanda, dijo que las casi 6.000 cabezas de ganado a bordo procedían de granjas lecheras de Nueva Zelanda. Lagford ha explicado que la exportación de ganado es un mercado pequeño en Nueva Zelanda, con menos de 10 barcos que salen con carga cada año, que transportan alrededor del 2% del ganado lechero del país.

AGENCIAS

Facebook Comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here