Colapso de un acantilado en el Gran Cañón reveló huellas fosilizadas de hace 313 millones de años

29
0
Compartir

Hace unos 313 millones de años, dos animales cruzaron una duna de arena en lo que se convertiría en el Gran Cañón, y ahora, los paleontólogos dicen que el cruce fortuito se ha conservado como las huellas de vertebrados fosilizados más antiguas del parque nacional.

Las huellas habían aparecido después del colapso de un acantilado y fueron descubiertas por primera vez en 2016 por el geólogo noruego Allan Krill, un profesor visitante de la Universidad de Nevada que estaba caminando con sus estudiantes en ese momento, informa CNN.

Krill envió una foto a su colega, Stephen Rowland, quien reveló cuán antiguas y significativas eran las huellas en un artículo publicado el miércoles en la revista PLOS One.

“Estos son, con mucho, los rastros de vertebrados más antiguos del Gran Cañón, que es conocido por sus abundantes rastros de fósiles”, dijo Rowland en un comunicado.

“Se encuentran entre las huellas más antiguas en la Tierra de animales que ponen huevos con cáscara, como los reptiles, y la evidencia más temprana de animales vertebrados que caminan por las dunas de arena”.

Los dos animales cruzaron la misma duna con horas o incluso días de diferencia, señaló el diario.

Los científicos notaron que ambos usaban una caminata distintiva de “secuencia lateral”, lo que significa que sus patas delanteras y traseras de un lado se movían antes de que las patas delanteras y traseras del otro lado se movieran.

“Las especies vivas de tetrápodos, perros y gatos, por ejemplo, utilizan habitualmente una marcha de secuencia lateral cuando caminan lentamente”, explicó Rowland.

“Las pistas de Bright Angel Trail documentan el uso de esta forma de andar muy temprano en la historia de los animales vertebrados. Anteriormente no teníamos información sobre eso “.

REVISTA PLOS One

Facebook Comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here