Compartir

«Bebe warao de 2 meses procedente de comunidad deltana de Mariusa, es la primera indígena venezolana en dar positivo al #COVID-19, ella vive junto a otros 380 indígenas en un albergue en Manaos en Brasil en condiciones infrahumanas».

La información la refirió este miércoles la diputada Larissa González, quien explicó que más de 6 mil waraos provenientes de los caños del Orinoco han migrado a Brasil y Guyana huyendo de la sentencia de muerte dictada por el régimen a los indígenas venezolanos.

Esta bebé presenta un cuadro grave de desnutrición, por lo que fue recluida por varios días en el Hospital Delphina Rinaldi Abdel Aziz, en Manaos, de donde había sido dado de alta, ahora fue ingresada nuevamente y se le hacen las pruebas y dá positivo para COVID-19.

Su madre permanece con ella y su padre está aislado, autoridades sanitarias de Manaos no han determinado si la bebé contrajo el virus en el hospital o en el refugio.

«Solicitamos que esta situación sea atendida de manera urgente ya que las costumbres propias de los indígenas se complican con el hacinamiento e insalubridad de los albergues», aseguró la parlamentaria.

«Pedimos urgente a las OMS y a la OPS que atiendan este caso para evitar que la propagación del virus ponga en riesgo la vida de muchos indígenas», culminó.

Miles de waraos se marcharon buscando mejores condiciones para vivir
Viven en condiciones de hacinamiento

Deja un comentario