Tráfico de niño warao hasta Brasil prende las alarmas en Tucupita

544
0
Compartir

Un menor de siete años fue raptado en Tucupita y llevado hasta Cuiaba, estado de Mato Grosso, Brasil; lugar donde las autoridades lograron su rescate y esperan su regreso con sus padres.

La organización no gubernamental Fundervida alertó a las autoridades venezolanas sobre el secuestro de niño warao por una banda que se dedica al tráfico de niños para su explotación en Brasil.

La Fundación asegura bajo un comunicado que en este caso “la víctima fue la madre indígena María Bermúdez, madre humilde, analfabeta con 4 hijos, residenciada en Tucupita, quien permitió  llevar a uno de sus hijos en agosto de 2019” señala el pronunciamiento.

En su reporte, asegura que el niño de siete años fue rescatado por las autoridades de Brasil y se encuentra bajo custodia del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF y esperan por las diligencias de las autoridades venezolanas para su respectiva deportación y entrega a sus padres en Tucupita, estado Delta Amacuro.

“Es una organización criminal dedicada al secuestro de niños para su aberración y explotación, convencen a madres para que sus hijos puedan disfrutar de vacaciones en otras ciudades del país”, refiere el comunicado.

La representante y miembro de Fundervida, Luzmila Gil, alega que las autoridades de Brasil identificaron al implicado como  Esniwer José Yepez C.I. 24.339.397, quien bajo engaños  de llevarse a los niños de vacaciones convenció a la madre, raptó y secuestró al menor de edad con la finalidad de utilizarlo como esclavo y víctima de abuso sexual.

Entre sus informaciones, la representante de Fundervida alega que ”los asesores tutelares y el juez de Brasil, nos informan que el menor warao está siendo alojado en una casa abrigo,  atendido integralmente, en especial en lo psicológico, ya que el daño es muy grave por el proceso de explotación y abuso al que fue sometido” asevera.

En su comunicado, Fundervida, confirma la limitada situación socio económica de los padres waraos  que se encuentran en Tucupita “sabiendo que esta madre no tiene recursos económicos, ni de preparación para atender este proceso por sí sola. Debemos hacer un gran esfuerzo humanitario y confiar en que las organizaciones de derechos humanos y protectores de la niñez, ubicados en la frontera Venezuela-Brasil y los asesores jurídicos de nuestra embajada en Brasil, no permitan que esa madre indígena pierda a su hijo” concluye el pronunciamiento.

Kapé Kapé

La inocencia de los niños no conoce el alcance de la maldad de quienes se dedican a traficar con ellos.
Facebook Comments
Suscríbete a nuestro Canal de Telegram
https://t.me/ElPeriodicoDelDelta
Revisa nuestra sección de anuncios clasificados
Whatsapp - Telegram

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here