Compartir

Tucupita.- A cuentagotas reciben el agua algunos sectores de la capital deltana. Las familias afectadas están cansadas de madrugar bajo el temor de ser sorprendidos por el hampa común.

Los mismos habitantes denuncian que ya ni un día entero cuentan con el servicio, como es el caso de Libertad quienes han dejado de percibir el líquido desde hace dos meses.
“Hidrodelta no explica nada, no sabemos por qué desde hace meses no tenemos agua continuamente, este problema nos afecta sobre todo a los niños y adultos mayores”, dijo el señor Rafael Moreno.

La Gobernadora recientemente informó que dos bombas, de las cuatro enviadas a reparación, serían incorporadas, pero al parecer la situación no ha sido solventada.

Deja un comentario