A la deriva y sin la ayuda de nadie viven los waraos en Barrancas del Orinoco

440
0
Compartir

Revelan que se vienen de los caños del bajo Delta, porque los tienen abandonados

Trayéndose sus mitos, leyendas y costumbres ancestrales, los indígenas waros, huyen despavoridos de sus comunidades en el bajo Delta, para venirse hasta las áreas costeras de Barrancas del Orinoco, donde hacen vida activa aun cuando están a la deriva al no recibir ningún auxilio por parte de los entes gubernamentales.

Especialmente, de los organismos encargados de atenderles, como de la Alcaldía del municipio Sotillo y de la Gobernación del estado Monagas.

Al hacernos énfasis sobre la realidad que se vive en los caños deltaicos, aseguran que es triste y desesperante vivir en esos predios, donde además de lo difícil que se les hace la vida en estos últimos tiempos, padecen igualmente el aislamiento al no contar con transporte de ninguna índole, y para trasladarse hasta la capital deltana, Barrancas del Orinoco y a los puertos de Volcán les cuesta una millonada, mientras que la Gobernación como la Alcaldía del municipio Antonio Díaz, se muestran indiferentes.
Esto ha proporcionado una ligera emigración que ha ocasionado la “desaparición” de muchas comunidades o rancherías donde antes había vida y calor humano cobijado por un ambiente sano y de un panorama halagador, revelan los propios waros.

En torno a la vida que llevan en Barrancas del Orinoco, añaden que al menos, allí luchan por la subsistencia al trabajar de caleteros o en la venta de algún producto como ocumo chino que les traen familiares desde el bajo Delta y de otros rubros que les brinde la oportunidad de poder vivir en un ambiente de sana paz y de mancomunidad con los sotillenses.

JOSÉ ÁNGEL GASCÓN

Facebook Comments
Suscríbete a nuestro Canal de Telegram
https://t.me/ElPeriodicoDelDelta
Revisa nuestra sección de anuncios clasificados
Whatsapp - Telegram

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here