Por la crecida| El Orinoco cada año deja su huella en Juan Millán

808
0
Compartir

Todos los años en la temporada de invierno la crecida del río hace salir a los vecinos que viven en sus orillas

Tucupita.- Año tras año los habitantes de Volcán, Coporito, Coporito Arriba y Abajo, Boca de Macareo en la parroquia Juan Millán, se ven afectados por las precipitaciones caídas en la entidad.

Todas estas poblaciones se encuentran ubicadas bordeando el Muro de contención que parte desde el Cierre, límite del estado Monagas y lo que hoy es Tucupita.

Como cada año los vecinos de estos sectores mencionados, deben ser reubicados en refugios temporales y se ven obligados a abandonar sus viviendas por los riesgos que implica las lluvias, la humedad por las lluvias, sobre todo para la población infantil.

La crecida del río Orinoco en este año, sobrepasó el nivel de afectación que en años anteriores. Además de esta realidad que viven cientos de personas con sus familias, el suelo en Delta Amacuro posee niveles de humedad por su ubicación en un delta. Técnicamente se le denomina nivel freático.

Por esta razón los habitantes de algunos lugares en la geografía deltana, deben observar con precaución las recomendaciones de expertos sobre la salida de lugares que históricamente son vulnerables.

Unida a esta realidad está la necesidad de grupos familiares que anhelan la construcción de una vivienda apropiada en la que su calidad de vida mejore de forma consistente.

Algunas de estos grupos familiares optan por casas improvisadas o barracas para poder habitarlas, ya que no todos cuentan con estas oportunidades, o simplemente por arraigo se niegan a abandonar los lugares donde nacieron.

En Coporito, el caudal del Orinoco afecta a vecinos de su ribera. Ángel un hombre joven de esta zona aseguró que el nivel no baja, que al río le falta crecer un poco más. Santiago Alfonzo Cabrera “Catirón”, por el contrario afirma que el Orinoco ya está bajando y otros que ven cada año estas crecidas, confían en que a partir de la semana del 20 de agosto, se inicia la retirada de las aguas del río padre.

En la gráfica puede apreciarse unos búfalos sumergidos en las aguas, en los terrenos del estadio de Boca de Macareo

Formación de lagunas frente a Coporito mantiene encendidas varias bombas para “achicar” las aguas que caen en esta comunidad.

Estas aguas mantienen actualmente bajo las aguas la medicatura  de Coporito y otras casas vecinas. Algunos vecinos hicieron un llamado a las autoridades para atender esta situación.

 

 

Facebook Comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here