Grupos delictivos someten a comunidades waraos en Delta Amacuro

328
0
Compartir

Este martes 12 de noviembre se registró una incursión irregular por parte de una banda criminal en el caserío warao, Cangrejito, una comunidad fluvial del municipio Antonio Diaz en el estado Delta Amacuro.

Los originarios fueron atacados por personas desconocidas, quienes incursionaron para robar todo lo que encontraron  a su paso. Quienes cometieron el delito robaron comida, redes de pesca, tres motores fuera de borda, curiaras, dinero en efectivo y generadores eléctricos.
Los habitantes de esta comunidad indígena  fueron víctimas de un grupo de 15 sujetos armados que operan libremente en las aguas del Orinoco y los caños del estado Delta Amacuro.

Según cifras no oficiales al menos 25 mil habitantes del municipio Antonio Díaz,  estarían siendo sometidos a un estado de aislamiento y secuestros por bandas armadas que controlan las aguas del Orinoco.

Segun el relato de una de las victimas unos 15 hombres abordaron violentamente la comunidad Cangrejito, donde hirieron a Juan Elías (40) y Santiago Herrera (30). Los heridos fueron trasladados hasta el  hospital de Tucupita. 

Moradores de la comunidad de Cangrejito, denunciaron que la inseguridad y el control que imponen las bandas armadas se hacen cada vez con mayor presencia y esto dificulta el traslado de las familias waraos desde los caños hasta la capital del Delta Amacuro.

“Son grupos armados mejor equipados que el propio gobierno y operan abiertamente en las aguas del Orinoco y caños del Delta” señala un morador de esa zona que prefirió reservar su identidad ante posible represalia en su contra.

Miedo, temor y terror son las primeras sensaciones que genera la presencia de estas bandas armadas que impiden el traslado de los enfermos y de cualquier situación de emergencia que se suscitan en la región.

Asaltan,  despojan y disparan a  los pequeños viajeros que cruzan el Orinoco: las embarcaciones y los motores fuera de borda son los más buscados por estos grupos que operan ante las narices de las fuerzas de seguridad del estado.

Unas 320 comunidades con población indígena serían las afectadas en los municipios Antonio Díaz, Pedernales y parte de Casacoima, sometidas por grupos armados que operan abiertamente e las aguas del Orinoco.

Facebook Comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here