En la comunidad “26 de Marzo” ruina, hambre, abandono y pobreza extrema, la realidad de un Delta en retroceso (+ fotos)

65
0
Compartir

El Ejecutivo nacional debe enviar comisiones especiales a Delta Amacuro, para que se enteren de la realidad que están pasando las comunidades en el área fluvial. Especialmente, de los sectores rurales e indígenas, donde el abandono campea y el aislamiento sigue haciendo presa de las esperanzas por un mejor vivir para los habitantes de estos predios echados al olvido

La comunidad conocida como “26 de Marzo”, en la parroquia Antonio José De Sucre, del municipio Tucupita, resalta en su aspecto generalizado el espejismo real de un estado Delta Amacuro víctima del estancamiento, donde la ruina, el hambre, el abandono, la miseria y la pobreza extrema sumergen en el ahogo las esperanzas de un vivir mejor de los moradores de esos predios hundidos en las catatumbas del tremedal. Especialmente, del área fluvial en los sectores rurales e indígena existente en toda la extensión territorial deltaica que los entes gubernamentales echaron al olvido, triste realidad que se refleja en todas las poblaciones, donde la producción, la protección, la falta de viviendas dignas y de todos los servicios básicos necesarios.

Da tristeza, dolor e intranquilidad, que comunidades como “26 de Marzo”, sigan manifestando que ya no hallan a donde elevar las quejas ni a donde ir hacer los planteamientos para que se les escuche y se les atiendan, porque a todas las diligencias que han hecho por muchos años, les han “cerrado las puertas”, situación que ha venido afectando a todas las comunidades que están sufriendo los avatares que las ha llevado a la ruina, al no existir ningún aliciente ni estímulo que les asome una panorámica de aliento y de esperanza en un Delta millonario, donde no debe existir tanta pobreza, ni ranchitos ante los multimillonarios recursos que el gobierno nacional ha enviado al Delta Amacuro, en los últimos treinta años.

Un Delta en ruina, donde a pesar de contar con una inmensidad de tierras ociosas y aptas para el desarrollo agrícola, son víctimas del latifundio rural,  del latifundio salvaje, o del latifundio perverso como lo llamo el fallecido presidente Chávez, la producción es altamente negativa, al ser víctima del fracaso de múltiples empresas que han llevado a la ruina, sin que jamás funcionaran, como las plantas procesadoras de coco, chocolate, hielo, en Cangrejito; cárnicos, en San Salvador; pescado, yuca, lácteos, gallinas, en isla de Guara; y la arrocera que está “en pico de zamuro” entre otras importantes obras que deberían de estar produciendo y generando empleo a la mano de obra desocupada, lo que ha conllevado a que el Delta siga siendo un estado abatido por la pobreza extrema y el abandono gubernamental, ocasionándose con ello, que habitantes como los de “26 de Marzo”, sigan siendo víctimas de la ruina, de la miseria, del abandono y de la pobreza extrema que está apabullando a todas las comunidades apartadas de la capital deltana, situación por la cual, el presidente Nicolás Maduro, debería enviar comisiones especiales al Delta Amacuro, pera que se enteren de la realidad que está carcomiéndose las esperanzas de un futuro mejor para esta región del país.

José Ángel Gascón

Madres cifran sus esperanzas en un vivir mejor
Viven a la buena de Dios. “Solo nos visitan cuando hay procesos electorales
La desidia gubernamental los hace víctimas en unas condiciones precarias
Esta situación se repite en todo el Delta Amacuro
La situación es cada día peor y nadie se apiada de ellos
Facebook Comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here