Madre de dos hermanos abatidos: A mis hijos los mataron

1140
0
Compartir

Afectada por el dolor que implica perder a dos hijos, Catalina Perales, visitó la redacción de El Periódico del Delta para argumentar y contradecir lo informado por las autoridades policiales, respecto a un enfrentamiento en San Juan 2, donde cayeron muertos los hermanos Alison Marcano y René Perales.

Catalina y tres personas que la acompañaron, desmintieron que sus hijos no tenían armas, ni fal, ni siembra, ni nada de lo que dijo El Periódico del Delta.

La adolorida madre cuenta que lo que vivieron fue una verdadera noche de terror. Las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes), llegaron al lugar a las 8:30 de la noche y realizaron cualquier tipo de atropellos.

“Mis hijos no eran azotes”, aseguró la señora. “Los funcionarios llegaron a mi casa y mis hijos estaban bebidos, comiendo uno sentado a fuera y otro en el cuarto”, entre lágrimas la madre dijo “uno de ellos estaba en un equipo de futbol”.

La mujer dijo que los funcionarios eran como 30 o 40, se llevaron una Tablet, una licuadora, un reloj, celulares y hasta las tarjetas de débito con las claves anotadas.

Los funcionarios que integraron la operación eran del Faes y PNB, todos rompieron cosas a su paso, señaló la mujer.

“Sacaron a siete menores”, se llevaron dos muchachos detenidos, entre ellos un yerno”, dijo la denunciante.

El nombre del yerno es Luis José González, quien posteriormente fue fotografiado junto a otra persona como dos presuntos ladrones de rollos de cables, cosa que también es falsa según Perales.

“Sacaron a la gente de sus casas a punta de pistolas, las mujeres salimos a gritar pidiendo ayuda, nos sacaron al frente”, enfatizó.

“Mis hijos no se enfrentaron, René tenía un disparo en la cabeza y no en el tórax como dijeron”.  Informó que a las personas que se asomaban las amenazaban, las camisas que mis hijos cargaban se las quitaron”.

Aseguró que a su hijo lo levantaron, le colocaron un arma en las manos y lo hicieron como que disparaba, ya muerto y luego lo dejaron caer.

Impidieron que los cuerpos fueran colocados en refrigeración en la morgue a fin de que se descompusieran rápido y tuvieran que enterrarlos rápidamente.

La mujer dijo entre sollozando, “nada de lo que dice el informe de la autopsia es cierto”, “René con un disparo en la cabeza y Alison con un tiro en el pecho y otro en el costado. Cuando el Cicpc llegó, ya ellos habían levantado los cuerpos”.

Dicen algunos vecinos que Alison estaba vivo cuando se lo llevaron, lo “ruletearon”, por San Rafael. Comentaron los vecinos que los funcionarios estaban tomando licor y gritaban desafiando a los presentes que fueran a  hablar con el “Negro Pacheco”.

Jhon Joel Bolaño Cedeño era uno de los detenidos y ellos aseguraron que estaba muerto, los documentos de los occisos los botaron.

A los muchachos se los llevaron al río y gritaban a las mujeres con palabras ofensivas, a una muchacha de 16 años le dieron una “patada” para que se arrodillara. Génesis Guerrero la pareja de uno de los detenidos estaba recién dada a luz y no les importó, sacarla fuera de la casa y cometer todo tipo de tropelía contra los ciudadanos.

Facebook Comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here