Rowley: No los queremos aquí

126
0
Compartir

Trinidad deportará a venezolanos que no se registraron

Debido a la actual crisis que atraviesa el país, un número cada vez más creciente de venezolanos se ven impulsados y hasta obligados a salir del territorio nacional.

Foto: News Day

Trinidad y Tobago por su cercanía a Delta Amacuro se convierte así en una opción para quienes consideran emigrar.

Recientemente el gobierno de Trinidad y Tobago implementó un registro, para determinar cúantos venezolanos estaban en la isla, dónde y por qué vía ingresaron. Esto les permitiría según las autoridades trabajar. Sin embargo no todos acudieron a este llamado y se contabilizaron apenas un poco más de 15 mil personas registradas.

Ministro Keith Rowley: Ni sueñen que se van a quedar aquí

Hace cuatro días el primer ministro de T&T, Keith Rowley, aseguró en una alocución frente a ciudadanos trinitenses, que estaban viendo cómo llegaban venezolanos y los devolvían. Señaló que había estado en Inglaterra y de Francia, trataban de ingresar inmigrantes a ese país, el canal estaba calmado y la Marina Real los devolvió a todos, pero que en Trinidad y Tobago estaban organismos internacionales pidiendo dejen entrar a los venezolanos como refugiados.

La expresión del ministro fue “ni lo sueñen”. Considera que Trinidad ha hecho mucho más que cualquier otro país, dejando que los venezolanos ingresen.

Rowley aclaró, que los connacionales antes podían ingresar a la isla por 90 días. Luego podían ingresar a buscar alimentos, lo que consideraron satisfactorio porque seguramente aumentó la actividad comercial. Pero como había de esperarse, llegó la criminalidad. Dijo que debieron lidiar con esto y detuvieron la entrada. Por esto el registro aplicado durante dos semanas.

Foto: News Day

El ministro Rowley fue claro y enfático, “quien no se haya registrado, no lo queremos aquí, si no lo hizo, para tomar ventaja de nuestra hospitalidad, lo consideramos una amenaza. Si nos encontramos con usted mientras sea buscado, será deportado de inmediato”.

El registro concederá a los venezolanos permanecer en Trinidad y trabajar durante los próximos seis meses.

El gobierno de Trinidad permitiría a quienes ingresaron legal o ilegalmente trabajar, además de los 2.400. El primer ministro afirmó que las autoridades de la Organización de Naciones Unidas estaban inflando los números de inmigrantes, con el propósito de obligar al gobierno de ese país a permitir ciertas cosas.

En seis meses las autoridades de Trinidad revisarán el estatus de cada ciudadano registrado y de acuerdo a lo que esté sucediendo en Venezuela, actuarán en consecuencia.

LA REALIDAD
Lo cierto es que una cantidad de venezolanos no se registró por varias razones, algunos no quisieron faltar a sus trabajos, mientras que unos no acudieron porque tienen antecedentes por delitos y el final de ellos sería la deportación.

Muchos llegaron posterior al registro y el gobierno de Trinidad y Tobago tiene la determinación de deportar a quienes no tengan el registro. Algunos venezolanos en la isla consideraron que las autoridades harían una prórroga y no fue así.

Si bien es cierto que un alto número de venezolanos se fueron pensando en registrarse, esto no fue posible ya que viajaban de forma ilegal y debieron permanecer varios días entre los caños y la selva, evitando los hechos delictivos que estuvieron latentes por esa fecha.

Venezolanos que se encuentran en Trinidad y Tobago aseguran que luego del registro de inmigrantes, se abrió las posibilidades de trabajo para muchos de ellos en varios frentes, incluyendo las franquicias de alimentos. Esta posibilidad de laborar permite que sean contratados de 4 a 8 horas diarias, pagándoles 17 titís la hora.

Algunas de las zonas de más alta concentración de connacionales son Arima, Chaguanas, Point Fortin, entre otros.

EXPUESTOS A OTROS DELITOS
Generalmente se cree que el delito más común con la salida forzosa de venezolanos es la trata de personas, pero cada vez son mayores los casos conocidos por venezolanos que deben pasar hasta una semana bajo custodia de extraños que cobran altas sumas de dinero o son víctimas de secuestro al pisar suelo trinitario.

Algunos deltanos o venezolanos en general, han debido enfrentarse al tráfico de armas o de drogas durante su tránsito.

Xenofobia y discriminación

Archivo web.

David Smolansky, coordinador de la OEA para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos, calificó como xenófobas y discriminatorias las declaraciones del ministro Keith Rowley.

Smolansky agregó a través de un tuit, que el venezolano no abandona a su país voluntariamente. Enfatizó que estas declaraciones del ministro ponen en riesgo a decenas de miles de venezolanos que llegaron a Trinidad de manera forzosa por la crisis humanitaria y la violencia.

Según Smolansky hace dos meses envió una comunicación al gobierno de Trinidad para tratar la migración de los conciudadanos y no ha obtenido respuesta. Es el único país en negar la visita del funcionario de la OEA.

Facebook Comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here